CONTENIDO PROMOCIONAL

El colchón Takai, el colchón perfecto al mejor precio

Acertar con un buen colchón no siempre es sencillo, todos los fabricantes suministran un sinfín de información sobre sus productos y muchas indicaciones técnicas que pueden llevar a confusión. Cada uno tiene unas necesidades diferentes y antes de decidirse por un colchón u otro hay que reflexionar sobre cuáles son las necesidades reales.

KHAMA.ES
KHAMA.ES
El colchón Takai, el colchón perfecto al mejor precio

Acertar en nuestra decisión tendrá un efecto positivo sobre la salud. Muchas veces no es necesario ir a la gama más alta del mercado y podemos conseguir un colchón perfecto si nos decidimos por comprar un colchón barato. Éste tipo de colchones está pensado para personas que buscan un colchón más económico, pero que no quieren renunciar a materiales y tejidos de calidad.

En todo momento hay que pensar qué es lo más adecuado a nuestras necesidades. Cualquier colchón tiene una vida útil de entre 8 y 10 años, debido a que las capas superiores del colchón se desgastan con el paso del tiempo y el colchón pierde confort. La higiene también va disminuyendo. Nuestro cuerpo, de manera natural pierde escamas de piel a diario y estas escamas son la base de alimentación de los ácaros. Es por eso por lo que se hace importantísimo extremar la higiene en los colchones.

lr1

KHAMA.ES

Una gran idea comprar un cochón de espuma Takai

Optar por colchones baratos como el colchón de espuma Takai, puede ser más que suficiente para cubrir nuestras necesidades. Se trata de un colchón de 20 centímetros de grosor capaz de ofrecernos el máximo confort, fabricado en materiales de la más alta calidad al precio más competitivo.

Los colchones Takai cuentan en su interior con espuma Moon Hard con una alta densidad de 35kg/m3 que nos garantiza una total libertad de movimientos y una sujeción perfecta. El tejido exterior Airsoft 3D, consta de una doble capa superior e inferior con una conexión ventilada que ofrece una mayor sensación de frescor. La ventilación en el colchón aumenta el grado de higiene y aumenta su duración, un factor muy importante cuando estamos en zonas calurosas o de gran humedad.

A la hora de elegir un colchón hay que tener en cuenta si estamos satisfechos con lo que hemos tenido hasta el momento, qué grado de confort nos ha proporcionado y si queremos repetir o preferimos decantarnos por algo nuevo.

Probablemente el principal punto a la hora de decantarnos por un colchón se la firmeza. La firmeza se considera como la combinación entre la estabilidad y la adaptabilidad. La firmeza perfecta se tiene que adaptar al peso de la persona, ni duro ni blando. La elección debe depender del peso a soportar.
Un colchón “duro”, debe garantizar la libertad de movimientos manteniendo la estabilidad. Un colchón de dureza “media” combina la estabilidad con la adaptabilidad, ayudando a eliminar la presión ejercida por el colchón. La firmeza “suave” aporta adaptabilidad eliminando la sensación de presión sobre el cuerpo.

Un colchón debe proporcionar efecto revitalizador, al levantarnos debemos sentirnos revitalizados. Para conseguirlo el propio colchón debe estimular la circulación sanguínea mientras dormimos, proporcionándonos un descanso natural.

Haz la prueba con el colchón Takai durante 100 noches y descubre si te ofrece todo el confort que estás buscando.