Regalar un trocito de cielo

El mundo de los regalos no tiene límites, es tan extenso como tu propia imaginación te permita, sin embargo, en la mayoría de ocasiones recurrimos a unos cuantos clásicos y no solemos innovar demasiado con el regalo ni, por tanto, sorprender a aquella persona que lo recibe.

Regalar un trocito de cielo

A los niños se les suelen regalar juguetes, a edad temprana, o vídeo juegos si ya son un poco mayores. A la pareja, las flores o los bombones son algo muy recurrente, y a nuestros padres algún perfume. Otros regalos muy populares, aptos para todos los públicos y todas las edades, son la ropa y los complementos.

Todos estos regalos son apropiados, algunos sumamente útiles, pero realmente no sorprenden a nadie, sino que son más bien los esperados. Sin embargo, ¿Qué ocurriría si le regalases a alguien una parte del universo? ¿Qué tal algo que brillase cada noche en el firmamento? ¿Acaso se te ha ocurrido alguna vez comprar estrellas para regalar? Comprar estrellas, sin lugar a dudas, sí que entra dentro de la gama de regalos originales e inesperados.

Sorprende a tus seres queridos regalándole una estrella con su nombre

Así es, si quieres ser el más original en cuanto a regalos en la próxima celebración, no lo dudes y regala a esa persona tan especial una estrella con su nombre que pueda contemplar cada noche y así tenerte presente. Para el agasajado, tener una estrella será una de las sensaciones más hermosas que pueda experimentar, sintiéndose partícipe de algo mucho mayor que él, sintiéndose parte del mundo que le rodea en toda su dimensión.

Cada noche, cuando salga a pasear o se asome a su balcón se acordará de ese regalo tan especial, buscará en el firmamento esa pequeña luz que tintinea entre todas las demás, que es tan especial porque es suya y todo el mundo desde cualquier parte de la Tierra puede estar viéndola.

Para convertir una estrella en un regalo, la empresa que ha tenido esta genial idea, ofrece una carpeta con un certificado de registro a nombre de la persona que recibirá el regalo, una ficha técnica de la estrella, una tarjeta con una dedicatoria personalizada, la imagen a color de la estrella que le estás regalando y el planisferio estelar. Este es el contenido de los packs más básicos, y que se pueden encontrar a un precio bastante asequible, pero también puedes incluir en este kit una brújula, una joya…

Pero sin duda, dentro de ese pack, se encuentra el mayor de todos los regalos, algo que es imperecedero, inmortal, un lugar donde mirar, que siempre estará en el mismo lugar y almacenará los mejores recuerdos que comparta con aquella persona que le hizo semejante regalo.

Es el regalo perfecto para los amantes de la astronomía, pero también para aquellos que sueñan, para los poetas y artistas que encuentran en el cielo nocturno su musa, la entrada a la percepción de su yo interior. Regalar una estrella es algo más que un punto luminoso a miles de años luz de distancia, representa un sentimiento, un deseo inalcanzable que permanece siempre junto a nosotros.

La carga simbólica que significa ponerle nombre a una estrella es difícil de medir, pues significa tanto como lo que cada cual quiera imaginar. Y es que la contemplación de una estrella ha estado sujeta, desde tiempo inmemorial, a los deseos, a los sentimientos, a los recuerdos. Todas estas sensaciones internas, tan personales, son las que se regalan al regalar una estrella, al facilitar que el nombre de un ser querido quede para siempre registrado en uno de esos puntos luminosos interestelares.

Un regalo perfecto, original, sencillo y para siempre, que puede ser ofrecido tanto al amor de tu vida en ocasiones especiales como a aquellas personas que celebran un aniversario o un cumpleaños, pero también puede ser un detalle inolvidable en el nacimiento de un bebé, o para honrar la memoria de un difunto querido, sin olvidar que podemos regalar una estrella a cada miembro de la familia transportada por los Reyes Magos o en una noche tan especial como es Navidad.

La empresa que realiza estos packs donde se incluye la estrella, junto a los regalos que podemos elegir, ofrece un modo para elegir la ubicación en dependencia de la constelación. De este modo, la estrella que llevará el nombre de la persona objeto del regalo se situará en Alfa Centauri, a 4,37 años luz, siendo el sistema estelar más cercano al sol.

También puede ser una estrella de otras constelaciones, como Vega, cuya estrella principal que lleva el mismo nombre es la 5ª estrella más brillante en el cielo nocturno y se encuentra a tan solo 25 años luz de la Tierra, Sirio, su estrella Alfa Canis Maioris es la más brillante de todo el cielo, esta constelación es la séptima en relación a su cercanía al Sol, a unos escasos 8,6 años luz, y por último, Cephei, que es el nombre genérico que reciben las estrellas variables dentro de la constelación de Cefeo, a 48,8 años luz de distancia.