ENTROIDO VIANA DO BOLO

La Androlla mandó en el Domingo Gordo de Viana do Bolo

Los vianeses vibraron con sus fulións, que recorrieron las calles toda la jornada, y reunió "alrededor de 9.000 personas" según la organización

Un Boteiro en plena carrera
Un Boteiro en plena carrera
La Androlla mandó en el Domingo Gordo de Viana do Bolo

La localidad de Viana do Bolo vivió con intensidad su Domingo Gordo de Entroido desde primera hora de la mañana, con los preparativos para el gran desfile de fulións que dio comienzo a las 12,00 horas desde la Praza Maior de la villa.

En el mismo tomaron parte los boteiros, acompañados "de 19 fulións y ocho carrozas", según explicó el alcalde de la localidad, Secundino Fernández, que se mostró muy satisfecho del importante poder de convocatoria que tuvo este año el carnaval local, a pesar de la lluvia. "Creo que hemos tenido el mejor año de visitantes porque la villa está a rebosar; habremos recibido, entre el desfile y la Festa da Androlla, alrededor de 9.000 personas", destacó.

Porque tras el multitudinario desfile se dio paso a la celebración de la XLVIII Festa da Androia, que según señaló el regidor "reunió a 2.500 personas sólo en la comida oficial", a los que hay que añadir los que acudieron a la carpa de los foliones y a la comida popular.

La sobremesa se prolongó hasta la nueva salida de los fuliones, en esta ocasión "más a su aire, recorriendo calles y la plaza de la villa", señaló Secundino Fernández.

En torno a las 20,00 horas, se dio paso a la actuación de un grupo dedicado a la interpretación de música festiva gallega, en la Praza Maior, que se prolongó hasta bien entrada la noche.