FESTAS DO CRISTO

O Barco acompañó la imagen del Nazareno en su procesión

Cincuenta "madrugadores" se echaron al Sil en la segunda jornada de las Festas do Cristo 

Cientos de personas participaron en la procesión en honor a Jesús Nazareno.
Cientos de personas participaron en la procesión en honor a Jesús Nazareno.
O Barco acompañó la imagen del Nazareno en su procesión

La devoción a Jesús Nazareno volvió a reunir a cientos de personas en las calles de O Barco. La multitudinaria procesión, que precedieron los gigantes y que cerró la Banda de Música de Celanova, recorrió las calles San Mauro, Doctor Pérez Lista y Marcelino Suárez, antes de finalizar en la Praza Maior, escenario elegido para la misa.

Ayer fue el Día Grande de las Festas do Cristo 2017 y en el programa destacó el apartado religioso. Sin embargo, los actos comenzaron mucho más temprano. Ni más ni menos que a las 8,00 horas, medio centenar de personas se reunió en la orilla derecha del Sil, a la altura del paraje de A Capitana. Algunas de ellas recién levantadas de la cama y muchas otras alargando todo lo que podían la ya larga noche de fiesta; ninguna dudó al arrojarse a las frías aguas del río.

Los nadadores acudieron atraídos por el Madrugón, un acontecimiento que, como el vino, gana adeptos con el paso de los años y que consiste en recorrer nadando el medio centenar de metros que separan el punto de salida de la playa fluvial del Malecón. Las quejas por la baja temperatura del agua no evitaron las risas, bromas e incluso la presencia de algún disfraz.

Si las aguas del Sil centraron el arranque de la jornada, los barquenses dirigieron sus miradas hacia el cielo antes de dar por cerrado el día. La oscuridad no fue excesiva, pues las luces de los fuegos artificiales se reflejaron sobre el río.

Un factor que contribuye a diferenciar los festejos de este año es la seguridad. Esta fue incrementada en todos aquellos actos dignos de reunir una multitud. Pudo verse en las sesiones de baile, donde coches del Concello fueron colocados para impedir el acceso de cualquier vehículo al Paseo do Malecón, pero también en la procesión, donde las calles próximas fueron cerradas con coches. Ya de tarde, barquenses y visitantes pudieron observar las evoluciones de un helicóptero de la Guardia Civil sobrevolar la villa.

Las medidas se repetirán hoy, Día de Valdeorras, fecha en la que abrirá la feria de productos locales, que continuará con títeres y el concierto de The Big Crunch y The Black Wins, este a las 23,45 horas.