VALDEORRAS

Casi la mitad de refugiados en la comarca son menores

Cruz Roja atiende a 45 personas en los pisos cedidos en los concellos de Vilamartín y O Barco

Las trabajadoras sociales Cristina Darriba y Beatriz Blanco en la sede de  Cruz Roja, en O Barco.
Las trabajadoras sociales Cristina Darriba y Beatriz Blanco en la sede de Cruz Roja, en O Barco.
Casi la mitad de refugiados en la comarca son menores

La llegada de refugiados a Valdeorras está rejuveneciendo la edad media de la población. Son 45 las personas inscritas en el Programa Nacional de Reasentamiento que Cruz Roja asignó a la comarca y 20 de ellas son menores. El dato lo facilitó ayer Cristina Darriba Fernández, la trabajadora social que se ocupa de este colectivos durante la primera fase de su estancia en tierras valdeorreses. Esta tiene una duración de aproximadamente seis meses y es seguida por una segunda etapa, de la que se encarga otra trabajadora social, Beatriz Blanco González. El paso de uno a otro periodo va acompañado de una mayor autonomía, aunque la ayuda de la ONG siempre va a estar presente.

Los primeros refugiados del programa que promueve el Ministerio de Interior, con la colaboración de Cruz Roja, llegaron a la comarca en agosto de 2016; hace año y medio. En la actualidad, las 45 personas que reciben la ayuda de la ONG se reparten en las dos primeras fases. Hay una tercera, de seis meses como las otras dos, pero nadie pasó a ella por el momento.

En todo caso, no todas las personas que llegaron a Valdeorras de la mano de Cruz Roja siguen en el programa. Faltan las 18 que salieron por diferentes motivos, entre los que no falta la denegación del asilo solicitado. Una vez firmado el documento conforme salen del programa, la entidad deja de seguirles.

En el grupo formado por los inmigrantes de la primera fase, son mayoría los menores de edad. Son 14, en tanto que el número de adultos se queda en 11, todo lo contrario que sucede en la etapa siguiente: 14 mayores y 6 niños.

Cruz Roja siempre dio un carácter provincial al programa, lo que no impidió que este comenzase con la llegada de refugiados a Valdeorras. La comarca fue, durante muchos meses, el único lugar de acogida de este colectivo. Ahora ya no es así. A finales de 2017 Ourense se sumó a esta iniciativa solidaria, y lo hizo dando apoyo a 11 personas. En la ciudad de As Burgas son mayoría las menores de 18 años, solo 3 de ellas son adultos.

Todos estos datos tienen un carácter provisional, pues el Programa Nacional de Reasentamiento seguirá asignando refugiados a las dos comarcas: Valdeorras y Ourense.