A RÚA

A Rúa regulará la emisión de los humos desde los edificios

La Corporación municipal aprobó por unanimidad una propuesta que reducirá la contaminación

El socialista Luis Fernández Gudiña, segundo por la derecha, presidió la sesión plenaria de ayer.
El socialista Luis Fernández Gudiña, segundo por la derecha, presidió la sesión plenaria de ayer.
A Rúa regulará la emisión de los humos desde los edificios

El pleno de la Corporación municipal de A Rúa dio luz verde a la ordenanza propuesta por el equipo de gobierno para regular la emisión de humos desde los edificios. La propuesta que presentó el socialista Luis Fernández Gudiña fue aprobada por unanimidad y sin ningún tipo de debate. La nueva norma persigue "evitar a contaminación atmosférica e o prexuízo que ocasione ás persoas ou bens de calquera natureza", según dice el texto.

El nuevo reglamento municipal regulará todas aquellas actividades, situaciones e instalaciones susceptibles de producir humos, polvos, gases, vapores y olores. Además, cubrirá un vacío legal, pues permitirá otorgar licencias a aquellas personas que se dirigen al Concello a solicitar permiso para instalar una caldera, o bien pretenden sacar los humos a través de las fachadas. "Cando presentaban a proposta de instalación, encontrabamos que non había regulación. A ordenanza será un referente para este tipo de licencias", dijo el alcalde, Luis Fernández.

La normativa que regirá la instalación de equipos que evacuarán humos y gases al exterior de los edificios no fue la única cuestión aprobada por unanimidad en el pleno de ayer. La oposición del PP también respaldó otras dos propuestas del equipo de gobierno bipartito (PSOE-BNG), votando únicamente en contra de una moción socialista para solicitar a la Xunta la adopción de medidas contra la Vespa velutina. "En dous ou tres anos estará aquí en auxe", dijo el alcalde, Luis Fernández. 

El portavoz del grupo 'popular', Avelino García Ferradal, si bien dijo ser consciente del peligro del insecto se quejó de la falta de información de una moción "genérica". Quien sí la consideró "pertinente e necesaria" fue la teniente de alcalde del BNG, María González Albert. Al final, la propuesta salió adelante con los 6 votos favorables de socialistas y nacionalistas, por solo 5 en contra, estos emitidos por el PP.

El alcalde tuvo más fácil aprobar la modificación de las ordenanzas del IBI, IAE, ICIO, Tasas y Servicios Urbanísticos y Apertura de Establecimientos. Con su aprobación, A Rúa se incorpora al grupo de concellos que se adhirieron al convenio firmado por la Fegamp y la Xunta para la captación de empresas. Estas podrán beneficiarse de descuentos en los impuestos que son del 50 % si generan hasta 10 empleos, del 75 % para las que creen entre 10 y 20, y del 95 % para las que superen la veintena.