A Limia

Primer chapuzón poscovid en Xinzo

A Limia

Verano

Primer chapuzón poscovid en Xinzo

Los primeros usuarios optaron por las zonas de sombra debido a las altas temperaturas.
photo_cameraLos primeros usuarios optaron por las zonas de sombra debido a las altas temperaturas.
Muchos lo estaban deseando, sobre todo, para combatir las altas temperaturas que se registran en la villa limiana. Las piscinas municipales volvieron a abrir sus puertas en Xinzo; eso sí, con importantes medidas de seguridad.

Xinzo dio la bienvenida a su temporada de piscinas con 34 grados a la sombra. Desde media mañana los bañistas acudieron a cuenta gotas a unas instalaciones que han tenido que adaptarse a la normativa covid: toma de temperatura a la entrada, desinfección de manos, césped acotado y sentido único de circulación. Estas últimas son algunas de las medidas que, durante este verano, estarán vigentes para todos los usuarios. 

¿Los primeros en inaugurar las piscinas? Los pequeños participantes en el campamento de verano del Concello. Además, pasadas las 14,00 horas eran el teniente de alcalde, Amador Díaz, y el concejal de Urbanismo, Ramón Gómez, quienes acudían a este entorno para comprobar su buen funcionamiento y hacían una "re-inauguración" simbólica. Desde el Consistorio antelano matizaron que, con el objetivo de garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad, el aforo estará limitado a 484 personas, no pudiendo usar el vaso de la piscina, al mismo tiempo, más de 150 bañistas. El horario se prolongará, por otro lado, desde las 12,00  hasta las 20,30 horas. 

"Tenemos nuevos protocolos de acceso. En el caso del vaso es necesario respetar las distancias de seguridad, sobre todo, en la cola para la entrada. Solo hay un sentido de circulación en la piscina", cuenta Juanjo Mancilla, socorrista de las instalaciones. "Tampoco se puede entrar a la piscina de cabeza o saltando, tal y como se hacía antes", añade. Por su parte, los socorristas están obligados a usar mascarilla -podrán quitársela a la hora de practicar un rescate- y guantes. 

Paula Vázquez y Daniela Gómez fueron dos de las primeras usuarias que pisaron las instalaciones este martes. "Ya teníamos ganas de que abriesen. Además, somos asiduas. Venimos todos los años", reconoce Paula. "Las medidas de seguridad están bien indicadas, pero hay que adaptarse, claro. Aquí en Xinzo para sobrellevar el calor es la única opción", añade. Por su parte, María Dolores Domínguez, aunque no es habitual en las instalaciones, se animó a estrenarlas: "las normas están bien. Ahora a ver cómo responde la gente".