La Región

SUCESO

Sorprenden a dos ladrones en casa pero no logran retenerlos

El matrimonio, de Xinzo, forcejeó con uno de los delincuentes; les robaron 8.000 euros y joyas

La vivienda asaltada. Los ladrones lograron escapar hacia la calle.
La vivienda asaltada. Los ladrones lograron escapar hacia la calle.
Sorprenden a dos ladrones en casa pero no logran retenerlos

Un matrimonio de Xinzo, identificado como J.J.G.S., de 56 años,  y N.P.G.,de la misma edad, sorprendió a dos ladrones robando en el interior de su vivienda, situada en la pista del Cepetal, en el casco urbano de Xinzo.  

Las víctimas los encontraron de cara cuando regresaban a la vivienda y lograron agarrar a uno de los delincuentes en la misma entrada de la casa, pero logró escapar durante un forcejeo con ellos. Su compañero se dio a la fuga saltando una verja hacia la vía pública. El matrimonio, según pudo saber este periódico, no resultó herido.

Los hechos ocurrieron sobre las nueve de la noche del pasado miércoles cuando la pareja regresó a la casa para cenar tras dar por concluida su actividad en un negocio que regenta en la villa.

Este pasado jueves declinaron hacer declaraciones, tanto sobre el robo como de la situación vivida. Según pudo saber este periódico, nada más cruzar la puerta de la verja de cierre ya vieron salir a uno de los delincuentes. La mujer corrió hacia él con el objetivo de retenerlo, pero ambos terminaron dándose a la fuga, posiblemente en un coche que tenían estacionado cerca del lugar.

El matrimonio, al entrar en la vivienda, comprobó que la habían dejado revuelta, percatándose de que faltaban 8.000 euros en efectivo y diversas joyas, cuyo valor aún está pendiente de cuantificar. 

La Guardia Civil acudió de inmediato al lugar al tiempo que establecía controles sin éxito en las carreteras N-525 y  OU-531 (Xinzo-Celanova), para bloquear la salida de los delincuentes de la villa. La pista del Cepetal enlaza los dos viales, a la salida de Xinzo, en dirección a Ourense.

Agentes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil realizaron una inspección ocular en el inmueble con el objetivo de hallar pruebas que permitan identificar a los delincuentes, a los que las víctimas no llegaron a reconocer, aunque aportaron datos sobre los rasgos físicos y la ropa que llevan puesta. La Guardia Civil mantiene una investigación abierta y no descartan que los ladrones sean los mismos que en las últimas semanas robaron dinero y joyas en casas de Allariz y Barbadás.