Allariz

Matronas gallegas piden más reconocimiento social y económico a su profesión, en Allariz

Allariz

La villa acogió el encuentro anual de las profesionales de una especialidad predominantemente femenina

Matronas gallegas piden más reconocimiento social y económico a su profesión, en Allariz

Dotar a la especialidad de matrona de mayor reconocimiento social y económico es el objetivo que persiguen las matronas gallegas, un colectivo predominantemente femenino, que ayer se reunió en Allariz para festejar a su Patrona.
Matronas de toda Galicia se reunieron ayer en Allariz dentro del encuentro anual para conmemorar la festividad de su Patrona, la Visitación de la Virgen a Santa Isabel (31 de mayo). ‘Se trata de una jornada de convivencia que hacemos las matronas de la provincia y en el que, este año, hemos contado con la participación de la Asociación Gallega de Matronas’, explicaba Hermelinda Estévez, matrona del CHOU y organizadora del encuentro. En la actualidad, en el Complejo Hospitalario de Ourense trabajan un total de 23 matronas, de las cerca de 400 que hay en Galicia. ‘La mitad de las matronas, profesión predominantemente femenina, pertenecen a esta asociación profesional que intenta llevar tanto los temas científicos de la profesión como los laborales’, apuntaba la presidenta, Chus Sánchez, quien matizaba que ‘la principal carencia a la que nos enfrentamos es que se trata de una especialidad poco reconocida, tanto económica como socialmente’. Desde el CHOU, Estévez des tacó la importancia del papel de la matrona tanto en la gestación, como en la atención en el parto y en el puerperio. ‘Desde hace tiempo intentamos ser más respetuosas con el proceso fisiológico del parto’, matizaba. Una idea que defendió en la ponencia ‘Contacto precoz piel con piel’ la matrona residente del CHOU, Ana Belén Montalbán. ‘Es muy importante, justo en el momento de nacer o en los 30 minutos posteriores, establecer ese vinculo físico entre madre e hijo’, señaló, a la vez que reconocía que ‘es una conducta que se hacía antiguamente y que, poco a poco, estamos restaurando’. Las matronas aprovecharon la jornada para asistir a una misa en la iglesia de Santiago y recorrer el casco histórico, incluida la visita a la talla gótica de la ‘Virxe abrideira’ en el convento de las clarisas.