PATRIMONIO

Vecinos de Puxedo promueven la rehabilitación de sus fuentes

La Consellería de Medio Ambiente destinó una partida de 30.000 euros para ejecutar las actuaciones

La Fonte do Eiró es una de las rehabilitadas con esta partida.
La Fonte do Eiró es una de las rehabilitadas con esta partida.
Vecinos de Puxedo promueven la rehabilitación de sus fuentes

Los vecinos de la aldea de Puxedo, en Lobios, continúan con su apuesta decidida por recuperar la tradición arquitectónica y patrimonial del núcleo. En esta ocasión, la asociación vecinal ha promovido la rehabilitación de las seis fuentes de uso público de la localidad. El objetivo de la iniciativa ha sido el de recuperar "estos elementos de gran valor etnográfico" al tratarse de construcciones "representativas de la cultura popular y el paisaje agrario tradicional", tal y como explican desde la entidad. Asimismo, la "calidad de sus aguas" habría sido otro de los factores determinantes para llevar a cabo las actuaciones, ejecutadas con el apoyo de la Consellería de Medio Ambiente por un valor de 30.000 euros. 

Los trabajos, iniciados en la primavera de 2018, consistieron en una rehabilitación total de las fuentes Grande, das Cobras, da Gandra y da Cal, a las que se suman Fonte Pequena y Fonte do Eiró, cuya recuperación se completó antes de finalizar el pasado año. Si bien cada una de las fuentes presentaba sus propias características y necesidades, en general, las actuaciones pasaron por mejorar los accesos, pavimentar el entorno, adecentar los muros y caños, solucionar problemas de filtraciones y mejorar las canalizaciones desde el manantial hasta la fuente. 

Destaca en este punto la Fonte Pequena, construida en 1918 y que ofrece "una de las aguas más frías de la zona en verano" gracias a su procedencia: una mina de más de 25 metros de longitud excavada en roca a gran profundidad. 

La iniciativa vecinal de recuperación de las fuentes se completa con una señalización que ha permitido establecer una "Ruta da Auga", un aspecto que esperan que añada "un atractivo extra al núcleo histórico de Puxedo", según precisan los vecinos.


Una asociación vecinal muy activa


Los vecinos de Puxedo son una de las asociaciones más activas de la Baixa Limia y trabajan para recuperar el núcleo histórico situado en el término municipal de Lobios. Si el pasado noviembre completaban la rehabilitación de dos de sus calles más antiguas y el mes pasado completaban los trabajos de recuperación del río Mao tras los incendios, en esta ocasión han trabajado para devolver el esplendor a las fuentes. Al mismo tiempo, también desarrollan actividades que pretenden promover la etnografía de la zona, como son la celebración del "Ciclo del pan", unas jornadas celebradas durante el mes de agosto que recuperan los métodos tradicionales de elaboración de este alimento.