La Región

HOCKEY HIERBA

El Barrocás, a aprender del error

El equipo entrenado por Roberto Oliveira empezó su trabajo de campo para preparar a conciencia la nueva oportunidad que le ofrece la División de Honor B
Los jugadores del Barrocás pisaron el jueves por vez primera Mariñamansa. (JOSÉ PAZ)
Los jugadores del Barrocás pisaron el jueves por vez primera Mariñamansa. (JOSÉ PAZ)
El Barrocás, a aprender del error

Un poco más tarde de lo deseado, "porque aquí no hay profesionales y cada uno tenía sus vacaciones previstas teniendo en cuenta que no íbamos a empezar la pretemporada en agosto", el Barrocás ha iniciado su trabajo de campo (no el físico, que ya comenzó la pasada semana). Lo hace con la idea de preparar a conciencia la nueva oportunidad que le ofrece la División de Honor B. La renuncia del Pozuelo abrió la puerta a la presencia por segunda temporada consecutiva del club ourensano en la segunda categoría nacional a pesar del descenso deportivo el pasado curso.

Muy pocas novedades en la plantilla. Dos bajas, las de Javi Valencia, que cuelga el stick con el primer equipo, y Rubén Quintas, que estará con el filial en la competición autonómica. Y cuatro altas, todas productos de la casa. "Aquí, lo de los fichajes no se destila, hace años que apostamos por tener un equipo con gente de la casa y si solo nos da para estar en Autonómica jugaremos allí", subraya Roberto Oliveira, que seguirá una temporada más como máximo responsable técnico del equipo ourensano.

"Tenemos que aprender de los errores, sobre todo ahora que tenemos otra oportunidad, que no es un regalo pero que no queremos desaprovechar. La temporada pasada perdimos los seis primeros partidos de liga y eso fue un lastre demasiado grande. Nos pesó demasiado y parte de la culpa fue jugar demasiado alegre. Debemos aprender de ello", añade Oliveira.

El entrenador del Barrocás reconoce que "los dos objetivos que tenemos son los de lograr la permanencia lo antes posible y formar jugadores. Seguimos con nuestra gente, esto es lo correcto".

El Barrocás abre la liga el 22 de septiembre, recibiendo en Mariñamansa a las 12:00 horas al Línia22 catalán. "Empezamos fuerte, ante un recién descendido. Este año no hay un Complutense que lo gane casi todo. San Sebastián y Taburiente lucharán por el ascenso y si igualada fue la categoría el último curso este lo será todavía más. La idea es meter por debajo a equipos como Sardinero, Complutense B, Benalmádena o Giner", finaliza.