Deporte local

El Campus cierra un año para enmarcar

Deporte local

RUGBY

El Campus cierra un año para enmarcar

Yaguito libera el balón tras una melé (PERCY) .
photo_cameraYaguito libera el balón tras una melé (PERCY) .

El play off de ascenso fue la guinda a un proyecto humilde que crece cada temporada

Campana y se acabó. El Campus Ourense puso punto y final a la temporada más exitosa a nivel deportivo de la estructura referente del rugby provincial.

El partido de vuelta de los cuartos de final del play off de ascenso a la División de Honor disputado en Sevilla ante el potente Ciencias fue el epílogo de una campaña que será recordada por la de los récord tanto a nivel clasificatorio como de números.

Los dos ensayos de Guille Hernández en el Campo de La Cartuja marcaron uno de los puntos importantes en una temporada excelente. Dos veces cruzó la línea el conjunto universitario ante el favorito al ascenso, en un doble choque que sirvió como premio a un año notable.

Y aunque la tercera temporada del equipo que dirige David Monreal se presentaba como la más ambiciosa en cuanto a expectativas deportivas, pocos se imaginaban que el premio llegaría, más si se tiene en cuenta el problema de lesiones de la primera mitad del curso. Joe Marston se perdió casi dos meses de competición, Moti prácticamente la temporada completa o Reuben Spicer, que se perdió varios choques a inicio de 2019 por un problema de hombro, fueron solo algunos de los imprevistos que supusieron un lastre importante para un equipo que protagonizó una remontada destacable en el último tercio de competición, justo cuando las matemáticas no daban demasiadas opciones reales de ser uno de los ocho mejores equipos de los tres grupos de la categoría.

Por eso, el tercer lugar conseguido en la competición (el mejor resultado en las tres temporadas que llevan en División de Honor B), repetir como mejor equipo galleg (también como tercer año consecutivo) y batir su registro de puntos y ensayos, sube el listón de un equipo que ha demostrado sobradamente su nivel.

En clave estadística, la sangría de ensayos del pasado curso (justificado en parte por las abultadas derrotas ante el Burgos) y los problemas defensivos se vieron reducidos de forma sensible, para terminar con 110 ensayos a favor y tan solo 49 en contra para un total de 79 puntos, 25 más que la temporada pasada.

Tan solo queda la duda de saber qué habría podido suceder en la fase de haber podido contar con todos los jugadores extranjeros ante un Ciencias que dominó pero no fue superior a ninguno de los clasificados del grupo A para la fase, el Getxo y el Bathco.


Sam Shearer, puntos y más puntos


El introvertido ala neozelandés, Sam Shearer, deja más números para la galería. 

Shearer, referente anotador del conjunto universitario se llevó a casa el ficticio 'trofeo' de máximo anotador del grupo B, con 261 puntos (95 de ellos gracias a los 19 ensayos que anotó aunque lejos de los 30 de su compatriota Jason Harvey, que los firmó en la 17/18) y fue el segundo clasificado a nivel nacional, solo superado por Eduardo Sorribes, del Abelles de Valencia del grupo B, que firmó 268 puntos.