Deporte local

Echando de menos la pelota

Deporte local

PRIMERA GALICIA

Echando de menos la pelota

Dos jugadores pugnan por la pelota en un partido entre el Sporting Celanova y el Melilas./Foto: Xesús Fariñas
photo_cameraDos jugadores pugnan por la pelota en un partido entre el Sporting Celanova y el Melilas./Foto: Xesús Fariñas
La cuarentena supuso un cambio casi rotundo en la vida de los entrenadores, jugadores y directivos de todos los equipos ourensanos de Primera Galicia

El fútbol provincial está en cuarentena y su nueva realidad se circunscribe a los metros cuadrados de su hogar y en él cada uno colabora para espantar al coronavirus.

Ahora están todos a una y la posible vuelta de la competición está en duda para el presidente del Bande  y actual concejal José Antonio Armada, que cuenta con un equipo variopinto, donde la mayoría de sus componentes pudieron marchar a sus casas, "comoArnau y Clive (Barcelona), Hamir (Tarragona), Jesús e Iván (Huelva) y Jhonny y Riki (Alicante). En tanto que Nico se quedó en Ourense y  Claudino, Nkolo y Shelton en nuestro pueblo. Aquí todos los vecinos se están comportando bien y atendiendo a las indicaciones".

El técnico del líder Verín, Manel Vázquez mantiene su actividad en la Policia Local, "pero al volver a casa me doy cuenta de que esta situación se les está haciendo especialmente eterna a mis niñas".

Los distintos entrenadores mediante guasap les han enviado a sus jugadores una serie de recomendaciones, como es el caso de Miguel Sotelo, del Allariz: "Son entrenamientos invisibles como el cuidado de la alimentación y hacer pequeños ejercicios de mantenimiento en casa. Es una situación un poco desagradable que te deja descolocado".
Ante esta situación de alarma, el técnico alaricano y policía autonómico patrulla las calles de la ciudad "y nos estamos repartiendo para no coincidir todos los funcionarios por si hay contagios".

Hay otros entrenadores con realidades distintas. Miguel Carballo, del Peroxa, que está en el mundo de la educación: "Tengo que adelantar trabajo y al no poder estar en contacto con los alumnos es complicado". En cambio, Luis Silva "Choco", del Monterrei, está "desconectando hasta nueva orden ya que me desempeño como cocinero en una escuela de Entrimo".

En las plantillas, muchos jugadores se encontraron con que su empresa los mandó a casa sin sueldo. Aless, del Nogueira no puede ejercer como fisio y otros como Álex Castro, del Peroxa, y los hermanos Bardelás, del Maside, cerraron su bar. Los hay pendientes de que puedan hacer un ERTE, como le ocurre al técnico del Loñoá, Alonso Méndez "y luego acogerte al paro y esperar que todo evolucione para bien. Estamos con una incógnita muy grande sin saber que es lo que realmente vaya a pasar.

El segundo entrenador del Antela, Moncho Barge se desempeña como funcionario en los juzgados de Ourense "y esta semana me toca descansar. Estoy más con mi hijo y con mi mujer, en casa como todos". Dentro del equipo limiano se encuentra Bass, que marchó el pasado 6 de marzo con su padre a Dákar: "En principio tiene previsto volver a principios de abril, pero con todo esto ya veremos. Está claro que si esto sigue así acabará la liga, porque primero está la salud". En el Covadonga, su técnico Brais Silva recordaba que su jugador Mario llevaba tiempo de baja por una enfermedad "y ante este encierro lleva diez días de ventaja con respecto a la cuarentena".

En primera línea
Hay personas como el jugador del Antela, Pedro Rodríguez que es enfermero en el CHUO y está más expuesto a este virus, o el capitán del Molgas Javier Borrajo, que se desempeña como celador en el hospital de Verín y que, según su compañero y portero Ledesma, "está el pobre dale que te pego sin descanso".

El técnico Marcos Zorrilla, del Celanova, trabaja desde hace tiempo en una funeraria: "Tomamos todas las precauciones, como no velar a los difuntos. De momento no se nos dio ningún caso de coronavirus y esperemos poder seguir así".

En el Sporting Carballiño, su entrenador Mindo Surribas trabaja en una fábrica de cosméticos y "ante la demanda de alcohol en gel estamos a tope en la fabricación".

Leer y estudiar
Los días transcurren y muchos buscan en la lectura una manera de pasar la cuarentena, como es el caso de Germán Reza, del Ourense CF B, que está leyendo "Las dos vidas del capitán", de Mari Pau Domínguez, o Josiño Rodríguez, del Maside, al que le coincidieron unas vacaciones programadas y lee "Ganar" de Diego Simeone " y otro de intriga de Javier Castillo".

El entrenador Jacobo Porto, del Santa Teresita echa de menos el fútbol "y la normalidad. "Lo combato reciclándome, estudiando algo en general o de fútbol como 'Saber ganar' de David Trueba".

Otros, como el técnico Adrián Varela, del Melias, sigue estudiando de cara a unas oposiciones, "ya que todo esto va para largo". En cambio, su colega Juanjo Vilachá, del Francelos, como nutricionista mediante el teletrabajo continua asesorando a algunas personas que lo reclaman".