Deporte local

El Ourense CF también gana cuando toca sufrir

Deporte local

El Ourense CF también gana cuando toca sufrir

Los de Fran Justo, que jugaron toda la segunda parte con diez por expulsión de Cássio, siguen invictos en O Couto

El Ourense CF dio otro paso más para acercarse al sueño de jugar la promoción a Segunda B. 

Fue tras ganar al Polvorín por 2-1, en un partido en el que tuvo que sudar de lo lindo, ya que la expulsión del brasileño Cássio al minuto de comenzar la segunda parte complicó mucho un partido que, hasta ese momento, llevaban muy bien encarrilado. Sumaron tres puntos más y respiraron tranquilos cuando escucharon pitar a Méndez Castro el final del partido, ya que no le daba llegado ese sonido y estaban con el agua al cuello. 

Antes de todo eso, los pontinos habían jugado una primera parte casi inmaculada. Y eso que el primer aviso fue del Polvorín, que a los cuatro minutos mandó un disparo al larguero por medio de Álex Rey. 

Pero ahí se quedó el equipo visitante. Los de Fran Justo se hicieron con el dominio del juego. Pibe, con una falta directa y Adri Castro con un disparo avisaron de lo que estaba por llegar. Y no tardó. Minuto 22. Lamelas peleó una pelota que se llevó Adri Castro, sorteó a su par y sacó un disparo raso y cruzado, que se coló pegado al poste de la portería de Unai Marino.

Le sentó bien el gol a los ourensanos que jugaron a placer ante un rival impotente. Cássio remató solo una falta de Pibe, pero su testarazo se marchó fuera por poco. Pibe gozó de una buena ocasión desbaratada por un defensa a córner. Y un lanzamiento de Renan Zanelli que llevaba olor a gol, también lo consiguió despejar un defensa cuando ya se colaba. 


Gol de Martín Lamelas


Se veía llegar el tanto y no tardó. Nuevo saque de esquina para los de Fran Justo en el minuto 34, la pierna izquierda de Pibe, un guante, se la puso a Martín Lamelas que no lo desaprovechó y con un buen remate de cabeza hizo el 2-0.

Partido encarrilado, rival controlado y tiempo de descanso para recuperar fuerzas, tras el alto ritmo de la primera parte. Pero en fútbol todo cambia en un segundo y así fue. Primer minuto de la segunda parte, falta al borde del área de Cássio y segunda amarilla para el jugador brasileño.

Desde ese instante el encuentro fue otro. El Ourense se dedicó a defender la renta que tenía y el Polvorín, que además realizó dos cambios ofensivos, pasó a dominar el partido y buscar un gol que le metiese todavía más en el encuentro. El delantero centro Morais y el centrocampista Juan Brunet les metieron el miedo en el cuerpo. El primero con un buen remate que puso a prueba a Cristian Parra, que respondió bien y el segundo con un disparo que se fue fuera por poco. Y de nuevo Morais en el minuto 70 puso el 2-1 tas enganchar una pelota suelta en el área y cruzar ante el meta ourensano. 

Quedaba un mundo y mucho por sufrir. Lo hizo el Ourense CF que atajaba los ataques visitantes como podía, bien sujetado por Cristian Parra, que en los balones áereos demostró su poderío. En el 80, el visitante Chiqui lanzó al larguero, en lo que pudo ser el empate y en el 90 Álex Rey chutó lamiendo el poste. Los ourensanos pedían la hora con insistencia y Méndez Castro se la concedió en el 95. Ttres puntos más que supieron a gloria.