Deporte local

Si tienes un problema, Silva

Deporte local

FÚTBOL PROVINCIAL

Si tienes un problema, Silva

Luis Silva, en Ourense
photo_cameraLuis Silva, en Ourense
El entrenador no conoce la derrota en las siete jornadas que ha dirigido a un Monterrey que ha salido del descenso

El Monterrey viene en constante mejoría y las siete jornadas sin perder son una muestra palpable del trabajo de su entrenador Luis Silva 'Choco' desde su llegada al club: "Las cosas están saliendo medianamente bien, seguimos sumando que es lo importante y el equipo poco a poco va escalando en la clasificación y levantando cabeza".

El técnico había iniciado la temporada en el Bande, pero en la décima jornada decidió alejarse, siendo tal vez por su presente una oportuna marcha: "Evidentemente no me alegro de lo que está sucediendo en Bande, porque allí deje muchos amigos, pero desde que llegué al Monterrei estoy cómodo tanto con la directiva, como con la plantilla y si las cosas salen bien, todavía mejor".

En un momento de la entrevista, el responsable del cuadro de Rozavales reflexiona un poco más: "Analizando fríamente, después de  dos meses y medio, me encuentro cómodo, pero también hay muchas cosas que mejorar en torno a la plantilla. Al llegar un poco tarde todo cuesta el doble, porque estaba todo estructurado, planificado y los cambios no se realizan tan rápido como uno quisiera. En eso andamos, intentando reforzar el equipo porque la plantilla es extremadamente corta, con 17 jugadores. Es lo que más me está preocupando".

Luis Silva 'Choco' coincide como el resto de sus colegas que la liga está muy igualada: "Salvo el Molgas, que lo va a tener muy difícil, por no decir imposible y el Verín, candidato desde el inicio al ascenso. Al final, los 16 equipos restantes va a ser difícil que se rompa la competición, porque está muy pareja y todos los partidos son muy complicados. Veo a las plantillas muy niveladas y cuesta muchísimo puntuar cada fin de semana".


El techo


El entrenador del Monterrey recordaba que "desde que llegué quise dejar las cosas muy claras en el sentido que aterricé cuando éramos penúltimos, con ocho puntos y en descenso directo. Lo primero que teníamos que intentar y conseguir era luchar por la permanencia y este año no sé en cuantos puntos se pondrá. Lógicamente al final depende de los arrastres que puedan surgir de la Preferente, que ojalá sean los menos posibles y con la igualdad existente me imagino que no estará sencilla". Y añade que "mis miras son hacia arriba, pero con los pies sobre el suelo, sabiendo lo que tenemos entre manos y buscar dos refuerzos porque la liga se nos pueda hacer larga en la recta final de temporada".