La Región

FÚTBOL PROVINCIAL

Tolerancia cero con los violentos en el fútbol

El delegado provincial de la Federación, Raúl Rois, llama una vez más a la cordura en los campos y un mejor comportamiento en las categorías base

Varios jugadores del Verín y del Cortegada discuten durante el partido del pasado domingo.
Varios jugadores del Verín y del Cortegada discuten durante el partido del pasado domingo.
Tolerancia cero con los violentos en el fútbol

La temporada no hizo más que arrancar y los incidentes en los campos del Cea y Verín vuelven a poner en el punto de mira el comportamiento en los campos. "El año pasado había sido relativamente tranquilo y en este ya hubo un par de incidentes que esperemos sean los últimos", afirma el delegado en Ourense de la Federación, Raúl Rois.

Esta situación no ha modificado ni un ápice el pensamiento del responsable federativo en la provincia, intolerante con la violencia: "Es el que mantuve siempre y sigo manteniendo, que esto es deporte y la gente juega al fútbol para practicarlo y no para pegarse, insultarse o cualquier otra cosa que no tenga nada que ver con ello. Lo que tenemos que buscar desde la Federación es que la gente se conciencie que con estas actitudes no se va a ninguna parte y para eso hay que educarla desde abajo".

El propio Raúl Rois puntualizó el tema de la base ya que "este año se han tomado algunas decisiones respecto al fútbol 8, donde el árbitro, después de tres avisos, tendrá la potestad de poder suspender partidos en el caso de agresiones e insultos reiterados tanto desde el banquillo como desde la grada. Si es lamentable que suceda en mayores, en los pequeños no tiene ningún sentido ni cabida en el mundo en el que actualmente estamos".

El delegado en Ourense asistió en más de una ocasión a este tipo de episodios. "Me duele mucho estar en partidos de categorías inferiores y que desde la grada se insulte a jugadores que son menores de edad y que están en formación. Lo peor de esto es que son los padres los que insultan y aunque no tenga hijos sé que mi padre es un espejo".

La posibilidad de que esta misma medida, que a partir de esta temporada los árbitros puedan tomar en las categorías más pequeñas, se pueda extrapolar al fútbol aficionado parece mucha más compleja. "En el fútbol 8 hemos tomado esa decisión entre muchas cosas porque es intolerable que pase en menores y en una edad muy corta (alevines, benjamines, prebenjamines). En los partidos de modestos deberían tener la cabeza más fría y hay una línea roja que no deberían traspasar".

Para Rois el problema no está enquistado "porque tampoco estamos hablando que todos los domingos haya batallas campales. Las situaciones desagradables que estamos viviendo en estos últimos años son relativamente residuales. Hay que buscar la incidencia cero, que es muy difícil, pero diciéndole a la gente que por ese camino no se va a ningún lado".

Sanciones

Acerca del baremo que se emplea a la hora de sancionar a los infractores, el delegado en Ourense fue tajante: "El reglamento disciplinario de la RFEF está lo suficientemente adaptado para poder ejecutar las sanciones que se apliquen en cualquier momento. Considero que no es blando ni duro, simplemente está bien".