Galicia

Baiona da vía libre a la construcción del hotel en Cabo Silleiro

Galicia

URBANISMO

Baiona da vía libre a la construcción del hotel en Cabo Silleiro

La Autoridad Portuaria de Vigo (APV) inició hace unos meses la reforma integral del faro Silleiro, el principal de la Ría, para que además de dar luz preste servicios hosteleros con una concesión. El proyecto avanza.

El nuevo gobierno tripartito de Baiona no pondrá obstáculos para que la Autoridad Portuaria de Vigo reconvierta el faro de Silleiro en el primer hotel “con encanto” vinculado a la institución. El presiente de la APV, Enrique López Veiga, señaló que el anterior alcalde de Baiona había dado luz verde a la iniciativa, lo que garantiza los permisos y licencias, y su sucesor, el socialista Carlos Gómez, mantiene la misma opinión. Todo ello es clave para desarrollar el proyecto que maneja el Puerto vigués, que exige disponer de luz verde de la Corproacíon baionesa, en cuyo territorio se asienta el faro.

Los trabajos de reforma del dispositivo fueron adjudicados a la UTE Silleiro, integrada por Obra Gallecia SL y Excavaciones y Construcciones Laureano Covelo SA, tras ganar el concurso con una oferta de un millón de euros y ocho meses de obras, contando desde el pasado mes de junio. Por tanto, la operación tendría que estar terminada a principios de año. Será entonces, señalaba López Veiga, cuando se pasaría a licitar la gestión hotelera para un establecimiento cuya categoría la fijará también la empresa que asuma la concesión, así que a día de hoy no se puede saber si tendrá tres o cinco estrellas. En todo caso, el edificio mantendrá su actividad como faro en automático, como ya ocurre ahora. Las dependencias del torrero y otras anexas serán reformadas para habitaciones.

El edificio se compone de un cuerpo base, en forma de “C” y dos plantas de altura, y una torre centrada en el lateral largo del cuerpo base. Consta de unas dimensiones totales en planta de 46,46 metros de longitud por un ancho de 11,50 metros.  La actuación iniciada busca en primer lugar sanear, sustituir los elementos deteriorados y acondicionar la edificación a las necesidades actuales del faro. Cabo Silleiro se construyó en el año 1910 por el ingeniero Ramón Martínez de Campos. Dicho edificio se destinaría a faro y viviendas para torreros, y el último todavía residía este pasado año en el edificio. 


Arousa pone en marcha el hotel del faro Corrubedo de 4 estrellas


Los proyectos de transformación de instalaciones costeras se suceden en otros puntos de Galicia. El último, esta pasada semana, cuando los miembros del consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Vilagarcía, que preside la viguesa Sagrario Franco, aprobaron el proyecto de ejecución de obras de la concesión del Faro de Corrubedo que, manteniendo su uso principal como ayuda a la navegación, acogerá un hotel de cuatro estrellas. 
El proyecto prevé la creación de un hotel con 11 habitaciones repartidas entre dos de las construcciones auxiliares del entorno del faro de Corrubedo, mientras que en la edificación que acoge la señal marítima se situará, en planta baja, un restaurante y la recepción del hotel. El complejo se completa con dos pequeñas construcciones auxiliares, destinadas una de ellas a cafetería/heladería y la otra a salón social. 

Con el acuerdo adoptado, la empresa Rianxo Xestión de Empresas SL, titular de la concesión, avanza hacia la materialización de un proyecto que pretende servir como elemento de dinamización turística de su entorno. No es la única iniciativa de este tipo a realizar en alguno de los faros gestionados por la Autoridad Portuaria de Vilagarcía, ya que también está en marcha un proyecto de aprovechamiento hotelero en el faro de Punta Ínsua. En cambio, el Puerto de Vigo tuvo que renunciar a poner en marcha su propuesta para el faro de Cíes, ante el rechazo por parte del Parque Nacional a que haya actividades hoteleras en las islas.  En Cíes se contemplaban de dos a cuatro habitaciones.

Por otra parte, El Puerto de Vilagarcía anunció que acaba de superar el millón de toneladas de mercancía, siendo el único de Galicia que en este ejercicio avanza en positivo, según destacó Sagrario Franco. Coruña, Ferrol y Marín caen de forma importante y Vigo podría finalizar el ejercicio en equilibrio o con un descenso leve.

Concretamente, a fecha de hoy, se contabilizan 1.028.191 toneladas movidas en el puerto arousano, 50.000 toneladas más que a cierre de octubre del pasado año. La presidenta apuntó que “ello nos permite ser optimistas acerca de la posibilidad de establecer, a cierre de este ejercicio, un nuevo récord anual de tráficos portuarios, que sería el tercero consecutivo”. A estos buenos resultados globales de tráficos portuarios han contribuido enormemente las excelentes cifras del mes de septiembre, con  más de 148.000 toneladas de mercancía. En los nueve primeros meses, el incremento de tráficos ha sido del 13,02% en Vilagarcía.