Galicia

Caballero afirma que ni el partido ni la militancia "quieren ningún movimiento de cuarteles"

Galicia

Caballero afirma que ni el partido ni la militancia "quieren ningún movimiento de cuarteles"

Gonzalo Caballero. //EFE
photo_camera Gonzalo Caballero. //EFE
El Partido Socialista "aprendió de los movimientos que intentaban decapitar a secretarios generales porque no alcanzaban victorias en elecciones".
El secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, ha asegurado este jueves que el Partido Socialista "aprendió de los movimientos que intentaban decapitar a secretarios generales porque no alcanzaban victorias en elecciones".

El jefe de filas de los socialistas gallegos ha lanzado este mensaje en referencia al episodio vivido por el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención inicial en el Comité Nacional del PSdeG, una cita que la formación ha organizado en Santiago de Compostela tras las pasadas elecciones, en las que no consiguió ampliar su representación al volver a obtener 14 diputados.

Ante el máximo órgano de decisión entre congresos, el dirigente del PSdeG ha señalado que ni el partido ni la militancia "quieren ningún movimiento de cuarteles o de despachos que no sean en este momento más que el compromiso a revitalizar y a orientar la formación".

Y es que, según ha sostenido, "si el candidato fuese el problema del PSdeG", la solución sería "muy sencilla". "Pero creo que debemos estudiar entre todos qué hacer, reflexionar qué hoja de ruta tenemos que marcar", ha indicado.

En este sentido, ha considerado que el partido debe "poner las luces de medio plazo" para "trabajar desde la oposición" y "no dejar el espacio del PSOE vacío". "Para reflejar nuestras ideas, nuestro proyecto y, a la vez, abrir un escenario de reflexión" que permita mejorar, ha subrayado.

CUMPLIRÁ SU MANDATO AL FRENTE DEL PSDEG

En su discurso también ha vuelto a asegurar que cumplirá al frente del PSdeG "el mandato de la militancia" hasta "el último día" y que también permanecerá los próximos cuatro años como diputado en el Parlamento de Galicia. "Yo no soy de los que abandonan el barco cuando está en circunstancias adversas", señala.

Con todo, se ha mostrado "abierto" a poner su "capacidad" y también sus "errores" a disposición de la militancia del partido y a "estudiar en cada momento aquello que es mejor". "En política se aprende de las victorias pero sobre todo de las derrotas", ha manifestado para señalar "quien quiera ver que el secretario xeral del PSdeG no tiene el compromiso, la fuerza y el convencimiento de ponerse a trabajar dónde le corresponda, se equivoca".

"INSATISFACCIÓN"

En un discurso en el que varias veces ha apelado a la autocrítica y traslado su sentimiento de "responsabilidad" y de "insatisfacción" por no haber logrado los resultados a los que aspiraba, ha atribuido los datos cosechados el 12J a cuestiones como la caída de la participación y la falta de capacidad del PSdeG de movilizar al electorado progresista.

Asimismo, ha considerado que su formación desarrolló una campaña "al estilo clásico", de confrontación de la derecha y la izquierda, en la que se superaron "las pruebas", como el debate, "de forma mínimamente satisfactoria". Con todo, ha reconocido que "algo erró".

"Algunos nos plantean que cuando veíamos que había dos candidatos en las otras fuerzas, como son Feijóo y Pontón, que llevan 16 años en el Parlamento y, enfrente, había alguien que llevaba cinco meses, probablemente teníamos que haber hecho una campaña en la que pusiésemos el eje en lo nuevo frente a lo viejo", ha manifestado para asegurar que el PSdeG tampoco supo trasladar la posición de "vanguardia y de cambio", especialmente a la gente más joven.

Con todo, sí ha puesto en valor el hecho de que el partido alcanzase un "grupo parlamentario competente para trabajar, para hacer oposición al lado de los cuadros institucionales" por lo que ha rechazado que el PSdeG tenga que entrar en "ningún tipo de crisis ni mayor análisis que el que los ciudadanos piden".

CANDIDATURA A LA XUNTA

Además, aunque ha sostenido que no es el momento de hablar de los próximos comicios, ha recordado que solo "dos candidatos" del PSdeG repitieron como aspirantes a la Xunta. Es el caso, según ha apuntado, precisamente de los expresidentes Fernando González Laxe y Emilio Pérez Touriño.

"Con estas palabras no estoy dando ni un paso adelante ni un paso atrás, estoy siendo un secretario general que asume el resultado y al que ahora le corresponde trabajar en dos líneas: orientar el partido, fortalecerlo", ha indicado.

RED DE CONFERENCIAS POLÍTICAS

Precisamente, de cara a relanzar el proyecto socialista, Gonzalo Caballero ha anunciado que la formación pondrá en marcha una red de conferencias políticas por áreas ideológicas y temáticas con el objetivo de "trabajar en las mejores respuestas".

"Tenemos que trabajar por ámbitos temáticos y áreas ideológicas para reflexionar en el nuevo proyecto socialista allego que tenemos que empezar a construir desde hoy mismo", ha manifestado para pedir el apoyo de todos los presentes para "enriquecer las ideas".

PRESENCIAS Y AUSENCIAS

Al comité, en el que han pedido la palabra unos 40 socialistas, no han acudido diversos cargos destacados como el secretario provincial de A Coruña, Valentín González Formoso; o el de Pontevedra, David Regades, quien la pasada se mostró crítico con los resultados cosechados en Galicia por el PSdeG, que contrapuso con los apoyos recabados en su provincia.

Tras la intervención de Gonzalo Caballero, según han explicado fuentes socialistas a Europa Press, el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, ha trasladado su apoyo al secretario y ha pedido dar tiempo a los proyectos.

Una línea en la que se ha pronunciado el secretario provincial de Ourense, Rafael Rodríguez Villarino, que apeló a la serenidad de la formación; así como el presidente de la Diputación de Lugo, José Tomé, que ha recordado que Felipe Gonzalez, Pedro Sánchez y Emilio Pérez Touriño perdieron elecciones antes de ganarlas.

Además, otras intervenciones, en las que algunos ponentes han trasladado propuestas como la necesidad de plantear un discurso identificado en Galicia y sin "sucursalismos" a Madrid, han coincidido en la necesidad de que haya serenidad en el partido y han llamado también a la autocrítica tras los resultados.

Más en Galicia