MEJORAS

Deputación y Concello inician la recuperación de Requeixo

Manuel Baltar comprometió, en su visita a Aguas de Villaza, apoyo para rehabilitar el viejo balneario

El presidente de la Diputación, Manuel Baltar, ante las instalaciones abandonadas del balneario.
El presidente de la Diputación, Manuel Baltar, ante las instalaciones abandonadas del balneario.
Deputación y Concello inician la recuperación de Requeixo

La visita del presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, al Concello de Monterrei dejó positivos compromisos por parte del máximo responsable del ente provincial. Poco después de visitar las instalaciones del viejo balneario de Requeixo y de comprobar el estado ruinoso tanto de su hotel como de la planta embotelladora de las reconocidas Aguas Medicinales de Villaza, el titular del organismo ourensano no dudó en afirmar que "Ourense é unha provincia termal, e non podemos consentir que instalacións dunha relevancia histórica e industrial como as que ten Aguas de Villaza presenten esta imaxe", apuntó. 

El alcalde, José Luis Suárez Martínez, presente en la visita, coincidió en señalar el grado de abandono que presenta en estos momentos "un paraje de una belleza sin igual, que en su día albergó un hotel balneario y una industria mineromedicinal floreciente", afirmó, apuntando que lo primero que "pretendemos hacer es, en colaboración con la Diputación de Ourense, destinar un equipo de operarios para adecentar el entorno de las instalaciones, fundamentalmente sus accesos, sobre todo de cara a la primavera, y la periferia de los dos edificios principales de la propiedad". 

El regidor señaló también que "se llevarán a cabo trabajos de recuperación, en la medida de lo posible, de las ruinas existentes. Sabemos que algunas de las estructuras amenazan con ceder y caer al suelo. Si limpiamos el entorno y acude gente a visitarlo, debemos también garantizar su seguridad", apuntó Suárez Martínez. 

Esas serán las primeras actuaciones a llevar a cabo en cuanto las condiciones climatológicas lo permitan. También se ha previsto adecentar el cauce del Búbal a su paso por el balneario "para que el conjunto ofrezca un atractivo adicional al que ahora posee", indició José Luis Suárez Martínez.

Los primeros trabajos que de manera inminente se iniciarán no impedirán que tanto Concello como Diputación de Ourense comiencen una serie de negociaciones para hacerse con la propiedad de las instalaciones de Requeixo, en estos momentos en manos del magnate portugués José De Sousa Cintra, propietario también de Aguas de Fontenova desde hace más de dos décadas. "En un principio, contactaremos con él para ver las opciones que nos ofrece de cara a alcanzar un acuerdo de compraventa de las instalaciones y de los derechos de explotación de las aguas".