La Región

BALNEARIOS

Verín recuperará este mes la vieja costumbre agüista

Los tres balnearios de la villa volverán a abrir al público para que se puedan degustar sus aguas

Vecinos de Verín en la fuente original de Fontenova, en la década de los 40.
Vecinos de Verín en la fuente original de Fontenova, en la década de los 40.
Verín recuperará este mes la vieja costumbre agüista

La villa de Verín volverá a recuperar la costumbre de la degustación de aguas antes de que concluya el presente mes de julio. El alcalde de Verín, Gerardo Seoane, confirmó en el día de ayer la inminente presentación del programa de divulgación de los beneficios minero-medicinales de los principales manantiales, con la reapertura de las tres instalaciones que las diferentes fuentes en su día tenían a disposición de los agüistas, en Fontenova, Cabreiroá y Sousas. 

La iniciativa abrirá de nuevo estos balnearios al público en general. En cada uno de ellos estará a disposición de los visitantes una azafata que se encargará de explicar brevemente la historia de cada uno de ellos, así como las propiedades del agua que se pretenda degustar. 

En un principio, y aunque los últimos detalles todavía se perfilan, las tres instalaciones abrirán en horario de mañana –las primeras horas– y de tarde. Se planea además poder ofrecer asesoramiento médico para todos aquellos que lo soliciten, con el propósito de adecuar a las dolencias que puedan presentar el agua de los diferentes balnearios. 
El proyecto ya cuenta con el beneplácito de los responsables de las diferentes embotelladoras y está pendiente de ser rubricado en un convenio que se hará público "estimamos que antes de que acabe el mes para poder reiniciar esta saludable costumbre", explica el regidor. El proycto contará con el apoyo de la Eurocidade Chaves Verín, que también dispone de un programa específico de potenciación de las dos villas termales. 

El alcalde de Verín, Gerardo Seoane, quiere ir más allá en este propósito. Además de la reapertura de los espacios de Fontenova, Cabreiroá y Sousas, la iniciativa busca extenderse por el territorio nacional con una campaña de posicionamiento con el "único fin de hacer que la villa de Verín recupere el esplendor de antaño, y podamos ser un referente del turismo mineromedicinal como en su día lo fuimos", apunta Seoane Fidalgo. 
Sin embargo, no serán estas tres fuentes las únicas que serán potenciadas. El grupo de gobierno comenzó también el adecentamiento del balneario de Caldeliñas, el único que actualmente no está siendo explotado comercialmente. Un taller de empleo ha mejorado ya su aspecto exterior y en breve una empresa consultora determinará las capacidades del mismo, con el objetivo de permitir que el público se dirija de nuevo a él para degustar sus aguas. 

REFLEJO EN PORTUGAL

El proyecto que está a punto de culminarse en la villa de Verín está teniendo también su reflejo en Portugal. Recientemente ha sido abierto en la vecina localidad de Vidago el centro de interpretación termal, recogiendo la historia y las propiedades de otros dos manantiales, como lo son el de Pedras Salgadas, y el propio de Vidago.

Las aguas de ambas fuentes brotan desde la misma falla tectónica en la que también lo hacen todas las de Verín. De esta forma, presentan propiedades similares todos ellos, aunque con sus particularidades.