O Carballiño

Aparece alambre de espino cruzado en una pista de Brués

O Carballiño

O CARBALLIñO

Aparece alambre de espino cruzado en una pista de Brués

Estaba atado a dos árboles, a un metro de altura, y dos ciclistas estuvieron a punto de herirse con él 

Nelsón José Cardoso Costa y Bruno Daniel Dasilva se encontraron con una desagradable sorpresa en una de las pistas forestales de un monte cercano a la localidad de Brués, en el municipio de Boborás, cuando practicaban "mountain bike" en este entorno. Alguien había colocado un alambre de púas de aproximadamente cuatro metros de longitud atravesando el camino, a un metro de altura del suelo, y enganchado de un lado a otro en dos árboles. "Menos mal que lo vio mi compañero, porque yo ni me había enterado y no sé lo que me hubiese pasado", señalaba Nelson José Cardoso.

El susto fue grande, sólo de pensar en las graves consecuencias que podría acarrear para los ciclistas el choque contra el alambre de espino, colocado de manera tan mal intencionada, supuestamente con el único fin de causar daño.

Ambos son vecinos de Carballiño y muy aficionados a la práctica de este deporte de montaña. Era la primera vez que se dirigieron a los montes de Brués. "No sabemos si lo colocaron a propósito, pero estaba allí y nos pudo haber hecho mucho daño a nosotros o a cualquier otro ciclista o persona que pasara y no lo viera", apuntó Nelson José Cardoso, quien mostraba su preocupación porque "nosotros era la primera vez que nos dirigimos a esa zona, pero sabemos de muchos compañeros aficionados que la frecuentan".

Ellos regresaban ya a casa después de una mañana de recorrido por el monte, en torno a las 13,00 horas, y tuvieron que retirar el alambre para poder pasar. Estaba colocado a tan sólo un kilómetro de la localidad de Brués y según aseguran "a nosotros nunca nos había pasado, pero hemos sabido de otros ciclistas que también se encontraron con otro alambre en la zona de Carballiño". Asimismo, tienen constancia de otro hecho similar hace aproximadamente tres semanas en el entorno de la parroquia ourensana de Noalla, en donde los ciclistas descubrieron varios tablones con clavos en distintos lugares en los que se practica el "mountain bike". Nelson José Cardoso y Bruno Daniel Dasilva, ante lo que pudo haber pasado, decidieron informar al Seprona, de la Guardia Civil, que se desplazó hasta el lugar para investigar lo ocurrido.

Fuentes de la Comandacia de la Guardia Civil de Ourense indicaron que aparte del alambre de púas en Boborás, no tienen constancia de ningún otro suceso similar.

Más en O Carballiño
Comentarios