La Región

O CARBALLIÑO

Un estudio identifica 235 mámoas en 9 concellos

El arqueólogo Jorge Lamas ha realizado una investigación aportando 20 yacimientos inéditos sin catalogar
Un estudio identifica 235 mámoas en 9 concellos

El arqueólogo Jorge Lamas en colaboración con otros miembros del Centro de Estudios Chamoso Lamas ha localizado un total de 235 mámoas. Las más antiguas de 4.000 años antes de Cristo, corresponden al Neolítico Medio y están repartidas por los municipios de Beariz, Boborás, parte de Avión, O Irixo, Carballiño, Maside, Piñor, Cea y Vilamarín.

El trabajo de investigación surgió hace aproximadamente 20 años a raíz de diversos encargos realizados por varios concellos y también de particulares, sumándose más tarde el Centro de Estudios Chamoso Lamas, y que ha dado pie a la reciente publicación del libro "Cemiterios esquecidos: O fenómeno tumulario na comarca do Arenteiro".

En el libro se recogen 227 yacimientos arqueológicos, aunque en el último año y medio han sido identificados ocho más. Jorge Lamas señala que a raíz de las investigaciones y de las rutas culturales organizadas en Boborás, "os veciños foron descubrindo máis  e por iso apareceron outras mámoas novas, algunhas delas descubertas no monte queimado ou tras a realización dun desbroce, porque antes estaban cubertas de maleza".

El arqueólogo considera que tanto los concellos como los vecinos, en general, "xa ven positivo para eles catalogar e manter en bo estado estes xacementos, valóranos máis  e parécelles ben que salian a luz para protexelos e divulgalos".

Del total de 235 mámoas localizadas, 20 son totalmente inéditas, mientras que las restantes o están catalogadas por la Dirección Xeral de Patrimonio o por los correspondientes concellos. Para la catalogación de esa veintena, Jorge Lamas ha remitido la solicitud a Patrimonio, que ya está trabajando en ello, según declaró el investigador.


Conservación


En cuanto a su estado de conservación, Jorge Lamas afirma que la mayoría de estos cementerios olvidados se encuentran cubiertos de maleza y también han sufrido importantes alteraciones a lo largo del tiempo debido a la utilización de maquinaria pesada en los lugares en los que están ubicados. "Na súa maior parte o abandono é total e o estado de conservación bastante regular", puntualiza.

De todos los yacimientos que ha registrado, sólo dos se mantienen limpios de maleza y han sido señalizados. Es el caso de la mámoa de Santo Domingo, que acondicionó el Concello de Beariz hace aproximadamente 10 años; y también una segunda en Madarnás (Carballiño), que los vecinos de la localidad han limpiado y señalizado.

El arqueólogo considera que para su conservación es fundamental catalogarlas y también señalizarlas.