Ourense

El 60% de los atropellos en la ciudad se produce en los pasos de peatones

Ourense

OURENSE

El 60% de los atropellos en la ciudad se produce en los pasos de peatones

La calle Vicente Risco, en la imagen, encabeza el ranking de calles con más atropellos en 2018.
photo_cameraLa calle Vicente Risco, en la imagen, encabeza el ranking de calles con más atropellos en 2018.
La velocidad excesiva del conductor está detrás de la mayoría de siniestros, concentrados este año en media docena de calles

Los atropellos con víctimas siguen siendo una asignatura pendiente a la hora de examinar la seguridad vial de la ciudad pese a las campañas emprendidas en los últimos años en momentos puntuales en los que la incidencia aumentó.

Y, aunque la Policía Local asegura que en los ocho primeros meses des 2019 hubo menos en comparación al mismo periodo de 2018, este tipo de accidentes ya se cobraron una víctima mortal. Ocurrió el 22 de marzo en O Vinteún, cuando una conductora arrolló a un hombre de 54 años. Según el atestado policial, se debió a la conducción distraída o desatenta de una mujer que no respetó la prioridad del transeúnte. Precisamente, el 61% de los atropellos acontecen porque no se respeta la prioridad del peatón en los pasos.

Entre enero y agosto, según contabilizó la Policía Local, hubo 28 atropellos en la ciudad con víctimas: un fallecido, ocho heridos graves y 19 leves. Los agentes no pasan por alto que 17 de esos accidentes ocurrieron en pasos de cebra en los que unos u otros no respetaron las reglas del juego. "Seis atropellos sucedieron porque los peatones cruzaban por lugares inadecuados, pero la incidencia de la velocidad de los conductores provocó el resto, 17", aseguran fuentes de la Jefatura de A Ponte.


Velocidad excesiva


Este dato evidencia a las claras que la velocidad excesiva de los vehículos que transitan por las calles de la urbe está detrás de la mayor parte de los atropellos ocurridos en los pasos habilitados, lugares por los que los conductores deberían transitar con especial precaución.

El Concello, atendiendo a una recomendación de la Jefatura Provincial de Tráfico de Ourense, anunció la pasada semana que tiene en mente un centenar de pasos elevados -los llamados guardias tumbados- para reducir la velocidad en las calles. Según los datos recabados por la Policía Local, al cierre de 2018, las calles con más atropellos son Vicente Risco, Progreso, avenida de Zamora, Ervedelo, Ramón Piñeiro y Valle Inclán.

Las mujeres son las principales víctimas en este tipo de accidentes en lo que va de año (16 frente a 12 hombres). El pasado año, por ejemplo, 39 frente a 22. La edad media aumentó ligeramente: 47,57 años en 2018 pero ahora ronda los 51, aseguran en la Policía Local. "Además, predominan las víctimas entre los 71 y 80 años", añaden. Personas mayores que tienen menos reflejos y capacidad de actuación ante una situación imprevista.

Los expertos en seguridad vial creen que falta mentalización por ambas partes. "Los conductores deben moderar la velocidad, especialmente en ciudad, y los peatones cruzar únicamente por los lugares específicamente indicados pero mirando a ambos sentidos de la calzada para asegurarse de que los vehículos que se aproximan van a frenar", explican desde Stop Accidentes. E insisten en el uso responsable de las tecnologías móviles mientras se camina por la calle.

En este 2019, hubo otro atropello mortal en la provincia pero en esta ocasión imputable al peatón. Ocurrió en la OU-540, en Barbadás, el cuatro de marzo. 

En Vicente Risco: “Por aquí pasan moitos nenos, é perigoso"

La calle Vicente Risco, en pleno barrio de A Ponte, fue la que registró más atropellos durante el año 2018 en la ciudad. La vía es una de las arterias con mayor  tráfico de la zona –da acceso a la N-525, a la N-120, a la A-52– y, al mismo tiempo, en ella se concentran tres de los principales centros educativos del barrio –IES 12 de Octubre, IES Eduardo Blanco Amor, CEIP de Prácticas–. Su trazado presenta cinco pasos de peatones, de los que cuatro cuentan con semáforos. "Deberían colocar vadenes en este paso de cebra, porque los coches pasan a mucha velocidad y no hay muy buena visibilidad", aseguran los vecinos de la zona. "Por aquí pasan moitos nenos que van ao colexio, é perigoso", opina Josefa Lorenzo, que vive en la calle Ribeiriño.

El cruce que no cuenta con semáforo está situado a la altura del CEIP de Prácticas, por lo que durante las horas de entrada y salida del colegio, son muchos los vehículos que se colocan en los alrededores y dificultan la visibilidad. "Ás veces ven a Policía Local a regular o tráfico, porque se non os rapaces non poden pasar con tanto coche circulando", explican los habituales. El primer paso de peatones de la calle, a la altura de la sucursal de Bankia, también es un punto conflictivo, ya que está situado después de una curva cerrada. "Mucha gente cruza con el semáforo en rojo y no es la primera vez que hay un susto, porque los conductores giran y se encuentran con los peatones pasando", comenta María José González, de la calle Mercado. "Habrá que multiplicar las medidas de seguridad, o reducir la velocidad de los coches", añade.

Las víctimas

2 muertos
En la ciudad murió un hombre de 54 años el 22 de marzo de este año arrollado por una conductora distraída. El día 4 de ese mismo mes pereció un joven de 30 al irrumpir en la calzada de forma inadecuada.
28
Los atropellos en la ciudad en los ocho primeros meses del año 2019. Mientras, en todo el 2018, se registraron 55, con 61 víctimas  de diferente índole.
19
Heridos leves en atropellos en la ciudad hasta final de agosto. 
8
Lesionados graves