Ourense

Abel Rodríguez Canal:"La tuberculosis no alarma, y se puede infectar a otros antes de detectarla"

Ourense

ENTREVISTA

Abel Rodríguez Canal:"La tuberculosis no alarma, y se puede infectar a otros antes de detectarla"

Abel Rodríguez Canal, neumólogo y experto en biótica sanitaria.
photo_cameraAbel Rodríguez Canal, neumólogo y experto en biótica sanitaria.

La Academia Médico-Quirúrgica celebró ayer una sesión científica que tuvo como protagonista a la tuberculosis

La Academia Médico-Quirúrgica celebró ayer una sesión científica que tuvo como protagonista a la tuberculosis. El neumólogo del CHUO Abel Rodríguez Canal detalló en qué consistió el Programa Galego de Prevención e Control da Tuberculose, desarrollado entre 1996 y 2013, que ha permitido reducir la incidencia de esta enfermedad.

¿En qué consistió este programa?
Esta iniciativa nació a mediados de los noventa porque en Galicia había una alta endemia de tuberculosis, con muchos casos, por lo que se pensó que necesitábamos un plan de salud pública para solucionarlo. El programa consiste en un documento que nos marca las estrategias y metas, un sistema de información que concreta cuál es el problema real de la tuberculosis, una aplicación informática y la creación de unas unidades específicas de tuberculosis, que operaron en las siete ciudades más pobladas de Galicia y estaban compuestas por médicos, enfermeras y un trabajador social.

¿Cómo ha ido evolucionando la enfermedad?
Los datos del programa concluyen que se ha producido una caída anual de más o menos el 6%; hoy tenemos el 30% de la tuberculosis que teníamos en 1996, lo que representa unas tasas que ya se aproximan más a las de otras zonas de nuestro nivel socioeconómico. El objetivo que nos hemos marcado para este año es el de llegar a 20 casos por cada 100.000 habitantes, y en 2013 rondamos los 21,8, así que creo que vamos a cumplir el objetivo y conseguir una baja incidencia de la tuberculosis.

¿A qué se debía esta alta incidencia en Galicia?
No es una enfermedad que es difícil de tratar, como es el caso de la neumonía que se diagnostica y trata, sino que necesita varios antibióticos durante al menos seis meses de tratamiento, por lo que es muy fácil el abandono del tratamiento con la consiguiente recaída y mantenimiento del problema en la sociedad. Es una enfermedad que evoluciona muy lentamente, no alarma mucho a quienes la padecen, por lo que a veces hay un retraso en el diagnóstico porque el paciente tarda en ir al médico y corre el riesgo de infectar a varias personas antes de curarse.

¿Cuál es la clave para frenar la enfermedad?
Hay que curar a los enfermos cuanto antes. Parece una obviedad, pero son el eslabón más débil de la cadena de la tuberculosis y a los que hay que "atacar". Con esa estrategia prioritaria se consigue reducir el efecto de la tuberculosis, como se está demostrando con el programa.

¿Cuáles son los primeros síntomas de tuberculosis que empieza a percibir el paciente?
Ese es uno de los verdaderos problemas, porque es una enfermedad que no llama la atención. El comienzo habitual de la tuberculosis es una tos que no llama mucho la atención, sin fiebre alta, que se achaque a un catarro. La alerta que se debe comentar a la población es que una tos que perdure durante más de dos semanas requiere una radiografía de tórax, y ésta es la única medida para llegar cuanto antes a la enfermedad.