La Región

ROBO

Asaltan y golpean en su casa al dueño de La Romántica

Su mujer e hija también fueron intimidadas por los dos asaltantes, en su vivienda de Calvos de Randín

El negocio del hostelero en la calle Curros Enríquez, permanecía, como todos los martes, cerrado (ÓSCAR PINAL)
El negocio del hostelero en la calle Curros Enríquez, permanecía, como todos los martes, cerrado (ÓSCAR PINAL)
Asaltan y golpean en su casa al dueño de La Romántica

Dos individuos golpearon con un objeto contundente por la espalda al gerente del restaurante y pizzería La Romántica, Francisco  F.G., e intimidaron con una pistola a su mujer e hija cuando se disponían a entrar en la vivienda que tiene el empresario hostelero en la localidad de Lomear, en Calvos de Randín.

La agresión se produjo a primera hora de la madrugada del lunes cuando el hostelero pasaba una jornada de descanso (el negocio cierra los lunes y martes) en el citado pueblo. Los delincuentes, que actuaron con la cara descubierta, acto seguido se dieron a la fuga. 

Los agentes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil mantiene una investigación abierta, que está llevando a cabo en coordinación con el Juzgado Mixto de Xinzo, y las primeras hipótesis apuntan a un robo aunque los delincuentes no llegaron a sustraer ningún botín.

Los agentes están llevando a cabo las pesquisas con total muntismo, pero según pudo saber este periódico, uno de los delincuentes golpeó al empresario por la espalda nada más abrir la puerta de la vivienda. Mientras, el otro encañonó a su mujer e hija con la pistola al tiempo que les tapa la boca con una tela para que no gritaran y pidieran auxilio. Acto seguido, abandonaron corriendo el inmueble.

El hostelero, con el que este periódico intentó contactar ayer sin éxito, alertó de lo sucedido a la Guardia Civil, que estableció un amplio operativo en la comarca de A Limia con el objetivo de detener a los dos asaltantes. La vigilancia aún no había dado ayer frutos.

La Policía Judicial realizó una inspección ocular en le inmueble y no descarta que los dos delincuentes se dieran al fuga al verse  sorprendidos por el empresario y su familia cuando se disponían a robar en el interior de la casa creyendo que no había nadie en el interior, que el dueño se encontraba en la ciudad, en la que reside habitualmente. Los investigadores  sospechan que recabaron previamente información sobre el inmueble.