Ourense

Siete de cada diez licencias de obra son ya para rehabilitación

Ourense

Reportaje

Siete de cada diez licencias de obra son ya para rehabilitación

Obreros trabajando en un edificio de la ciudad (XESÚS FARIÑAS).
photo_camera Obreros trabajando en un edificio de la ciudad (XESÚS FARIÑAS).
Nuevos edificios y reformas provocan el mayor aumento del parque de viviendas desde 2013

El cambio de tendencia en el sector de la construcción es cada vez más evidente, con una apuesta clara por la rehabilitación frente a los inmuebles de nueva construcción, algo que se desprende de la recopilación de licencias y construcciones a nivel municipal publicada ayer por el Instituto Galego de Estatística (IGE) con datos cerrados de 2019, año en el que el auge de las rehabilitaciones empujó la concesión de licencias de obra a su nivel más alto de la última década, con 487 permisos concedidos en el conjunto de la provincia, casi un 16% más que el registro alcanzado el año anterior.

Prácticamente uno de cada tres concellos ourensanos incrementó en la comparativa interanual las licencias aprobadas, con el nexo común de ver como la rehabilitación es la actuación más demandada por los interesados en hacer una obra. Así, siete de cada 10 licencias son para recuperar una edificación ya en pie, contribuyendo de esta manera a poner en valor el territorio, acabar con el feísmo y recuperar zonas degradadas.

Un buen termómetro para palpar la salud de la construcción es la ciudad de Ourense, que continúa lastrada por el desfasado planeamiento urbanístico y la incapaz del Concello de sacar adelante el nuevo PXOM. Pese a esto, el número de licencias superó los dos centenares por primera vez en 15 años, pero a diferencia de aquella época, la obra nueva es menos habitual. De los 204 permisos aprobados en la urbe ourensana el pasado año, 174 fueron para acometer rehabilitaciones. Pese a la mejoría de la situación, fueron 33 concellos los que según los datos del IGE no concedieron ni una sola licencia de obra en todo el año pasado.

Esa actividad en los departamentos urbanísticos de cada consistorio se dejó notar en el trabajo a pie de obra, con un total de 287 edificios en rehabilitación, mientras que se estaban levantando desde cero un total de 139. Esta situación supuso que el pasado año se consiguiese el mayor incremento en el parque de viviendas ourensano en los últimos siete años, al aumentar en 154.

Con todo, en la mitad de los concellos de la provincia la construcción fue nula, al no construirse ningún nuevo edificio ni acometerse ningunha rehabilitación. El bum de la recuperación de inmuebles se notó en la ciudad, donde hubo trabajos en 136 edificios, cifra más alta de la serie histórica. Repuntó ligeramente la edificación de nueva planta.