TERMALISMO - SUCESO

Un icono "made in Japan" y padre del desarrollo termal

Una expedición del país nipón participó en la construcción del complejo, inaugurado en 2001

Manuel Cabezas y Aurelio Miras Portugal, con un kimono cada uno, colocan la primera traviesa de madera.
Manuel Cabezas y Aurelio Miras Portugal, con un kimono cada uno, colocan la primera traviesa de madera.
Un icono "made in Japan" y padre del desarrollo termal

A Chavasqueira nació en la cabeza del entonces alcalde de Ourense, Manuel Cabezas. Todo se gestó tras un viaje institucional por motivo del Xacobeo  a Japón. "Cuando he visto esto se me han caído las lágrimas. Fue la primera actuación que hicimos en termalismo, un termalismo sostenible y ligado con el río... Ha sido como perder un hijo", relata Cabezas, visiblemente emocionado tras conocer la noticia. 

Si hay un faro que ha guiado el desarrollo termal de la ciudad, sin duda es el complejo de A Chavasqueira, construido en piedra y madera de Valsaín. Fue el primer paso de un plan de recuperación de los baños termales, que continuó aguas abajo por toda la ribera del Miño hasta Outariz. "Era una imagen que ya se ligaba a Ourense. Por eso habrá que recuperarlo. Hay que pensar en el hoy y el mañana, no en las lágrimas de ayer, y con unidad de acción", dice Cabezas. 

Era un proyecto singular. A Ourense llegó un equipo de japoneses para participar en su construcción, liderados por el arquitecto Álvaro Varela, que residía entonces en el país nipón, y que fue el encargado de importar la filosofía Zen a las orillas del Miño. "Se hizo sin ninguna pieza metálica, se hizo totalmente al estilo japonés, todo en madera, las uniones y los elementos de sujección, también en madera", explica. 

A Chavasqueira tenía algo especial, no era una construcción cualquiera ni cuatro vigas de madera clavadas con puntas. Estaban hechas a imagen y semejanza de lo que Cabezas había visto in situ en aquel viaje. "Traje la idea de recuperar los ríos, las termas y el Puente del Milenio", recuerda el exalcalde, al que hoy se le cerró el estómago al ver ese referente totalmente calcinado.

Que la construcción fuese íntegra en madera ayudó a propagar las llamas, pero no es algo de lo que haya que culpabilizarse. "Ha sido una desgracia, en Japón hay miles, yo la volvería a hacer igual que estaba". 


"Se nos ha ido"


Otro de los impulsores fue el entonces director xeral de Turismo, el ourensano Aurelio Miras Portugal, que ayudó a la puesta en marcha del proyecto. Ayer él y Cabezas no daban crédito: "La obra se nos ha ido". El proceso de ponerlo en marcha no fue fácil. Hubo más de un pleito para ponerlo en marcha, pero el 29 de septiembre de 2001 abrió sus puertas, con la empresa Ibernisha al frente, tras ganar el concurso público. Fue tal el éxito, que siete años después, un 8 de agosto de 2008, abría el complejo de Outariz.  

Las instalaciones de los baños de A Chavasqueira constaban de circuito japonés, un espacio lúdico termal con tres piscinas de piedra al aire libre; un baño interior de piedra, saunas a distintos grados de humedad piscina de agua fría... Todo eso queda a expensas de las futuras trabas políticas o normativas.