Ourense

“Nuestra sociedad incita a los niños a crecer desvalorizando a otros"

Ourense

ENTREVISTA

“Nuestra sociedad incita a los niños a crecer desvalorizando a otros"

Inés Vázquez.
photo_cameraInés Vázquez.

Inés Vázquez nació en Ourense aunque, hace años, se mudó con sus padres a Barcelona y luego a Madrid, ciudad en la que echó raíces. Allí compatibiliza su trabajo como gestora cultural y comunicadora con la literatura. Junto a la ilustradora Eugenia Saddakni, acaba de publicar un libro sobre bullying

Háblenos de “Todos somos raros"

Es un cuento infantil que forma parte de un proyecto integral de prevención del acoso escolar. Conversando con Eugenia sobre situaciones que viven los niños -pues las dos somos madres- vimos que existe un gran vacío en la prevención del acoso escolar y que las medidas que se ponen en marcha están principalmente enfocadas en lo punitivo, sin ir a las causas reales que subyacen detrás.

¿Cómo se trabaja en conjunto en una iniciativa como esta?

Es un desafío pero es a la vez muy enriquecedor. Como las dos teníamos claro el tipo de producto que queríamos obtener pudimos trabajar de forma muy fluida, intercambiando muchas opiniones antes de plasmar finalmente la historia.

Precisamente su experiencia como madres despertó el interés por crear este libro, ¿por qué?

El incipiente episodio de acoso escolar de uno de nuestros hijos, de 5 años, nos hizo reflexionar. Algo falla en nuestra sociedad cuando niños tan pequeños muestran ya comportamientos tan disfuncionales. Ahí comenzó nuestro proyecto.

¿Cree que está habiendo un incremento en los casos de bullying o que ahora es más visible?

Ambas cosas son ciertas. Es más visible porque vivimos en la sociedad de la hipercomunicación en tiempo real y esto así lo propicia. A la vez, también se ha producido un aumento de los casos. Nuestro enfoque pone mucha energía en reflexionar sobre el tipo de sociedad en la que estamos viviendo, que incita a los niños a construir su identidad sobre la desvalorización de los demás, en la necesidad de sentirse superiores a otros para afirmarse a sí mismos. 

¿Cómo se puede poner freno a esta problemática?

Para nosotras la clave está en despertar en los niños la conciencia sobre su valía propia, haciendo del desarrollo de sus propias cualidades, y no de la desvalorización de otros, el motor de su autoestima, de su educación en un sentido amplio y de su felicidad.

Además de publicar “Todos somos raros" también imparten talleres en colegios. ¿Cómo son?

Son talleres participativos de unos 50 minutos de duración en los que a través de un teatro-concurso buscamos reflexionar sobre qué significa ser "raros". Tratamos de trabajar de forma lúdica las cualidades de los niños y reflexionamos con ellos.