Ourense

Un mirador, uno de los atractivos para revalorizar el Puente Romano

Ourense

EN LA CIUDAD

Un mirador, uno de los atractivos para revalorizar el Puente Romano

Una gran plaza pública, un mirador al Miño y la nueva pista de skate, objetivos de la nueva renovación del símbolo ourensano

La segunda fase del proyecto para poner en valor el Puente Romano y su entorno sigue la hoja de ruta prevista, con el objetivo de que las máquinas puedan ponerse a trabajar en verano una vez resuelto el concurso para contratar las obras, que se licitará en el primer trimestre de este año, según anunció la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez.

Esta firmó este martes el convenio de colaboración que hará realidad la actuación, que requerirá una inversión superior al millón de euros, con el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, y la directora xeral de Patrimonio, María del Carmen Martínez Insua.

Con el objetivo de que el proyecto esté concluido en la primera mitad de 2020, el acuerdo suscrito contempla que el Concello ceda los terrenos, Cultura se haga cargo de la supervisión de la obra e Infraestruturas financie y licite.

La obra contempla el adecentamiento del entorno de la capilla de Os Remedios, la construcción de un mirador hacia el Miño y el Puente Romano y la desaparición de la actual pista de skate, que será sustituida por una moderna para esta práctica y otras como BTT en una parcela frente al centro de salud de O Couto.

Todo esto permitirá ganar un gran espacio público en la zona de Os Remedios "na que se poderán realizar actividades varias", explicó el alcalde ourensano, que desveló también que algunas instalaciones de la pista de skate en buen estado serán reubicadas en otros lugares de la ciudad.

"É o impulso definitivo a todo un traballo conxunto", destacó Ethel Vázquez, añadiendo que "contribuímos a conseguir un espazo máis humano e aberto". Por su parte, el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, valoró que "demos un novo paso na transformación da cidade que buscamos renovando un dos nosos emblemas". El regidor aseguró que el espacio "devolverá o protagonsimo ós cidadáns". 


La inversión total, de más de 1,5 millones


La actuación acordada entre Concello de Ourense y Xunta servirá para completar el plan de acción iniciado en 2016 y que permitió recuperar el valor patrimonial del Puente Romano, afectado por un importante deterioro.

De esta manera, gracias a la cooperación de las consellerías de Infraestruturas y Cultura se restauró la estructura del puente, eliminando la maleza o la antigua tubería.

Además, se renovó el pavimento y se instaló una iluminación LED, además de una artística en el exterior de la infraestructura para proyectar colores en fechas señaladas.

"Eran reivindicacións sociais ás que dimos resposta", destacó el alcalde de la ciudad, Jesús Vázquez, que reiteró su intención de "que esta ponte sexa referente para ofrecer distintas alternativas culturais", un mensaje en la línea del de Ethel Vázquez.