Ourense

La peatonalización, por barrios: del “no ha cambiado nada" al “se vive mejor"

Ourense

Urbanismo

La peatonalización, por barrios: del “no ha cambiado nada" al “se vive mejor"

La peatonalización de la rúa Concordia lleva a repasar las anteriores operaciones similares realizadas en la ciudad

!Aquí dijeron que iban a peatonalizar, pero esto no es peatonalizar. Solo se ha prohibido aparcar". Así se expresa una de las comerciantes de Cardenal Quevedo. En esa calle, igual que en Xocas –adyacentes al parque de San Lázaro– ha pasado un año pero siguen igual. En siete minutos de observación, pasan hasta una quincena de coches, entre los que salen del parking, los que van a garajes o los que, directamente, se saltan la restricción. "Algunos clientes nos preguntan sorprendidos si está peatonalizado, no han cambiado nada, sigue la carretera... Lo que han conseguido es que algunos que aparcaban un momento ya no vengan...". 

Los comerciantes de estas calles sí que notan esa afección de clientes por la peatonalización. "Esta calle no va a ningún sitio, antes venían los que querían buscar aparcamiento", sostiene en uno de los negocios. Ahora, como no se adecuó para pasear, ni siquiera notan que pase más gente andando.

Esta fue la última zona en peatonalizarse, con un sonoro suspenso. En Monte Medo, sin embargo no ven con malos ojos que este pequeño tramo se peatonalizase. "Lo llevo bien", dice un residente. A su lado, una mujer pasea al perro con tranquilidad: "No se nota que la gente incumpla, como mucho ves repartidores de los negocios, pero tenían que mejorar la zona ajardinada, no le hacen caso". 

Más céntricas son las anteriores. En Florentino L. Cuevillas la pidieron y la disfrutan, pero a medias. "A las tardes, se juntan colas de más de 10 coches. Yo he contado hasta 12 en fila aparcados", sostiene una de las vecinas, que lo achaca a que "no hay vigilancia de ningún tipo". No es difícil ver coches cruzando entre Sáenz Díez y La Habana por simple capricho. 

En Paz Nóvoa ha venido bien. "Por las tardes hay padres y madres con niños, gente en las terrazas ... Se respeta muy bien. Hay un garaje y después los repartidos, pero apenas se notan", dice el quiosquero. Otro de los vecinos aprueba la peatonalización: "Solo pido que pongan también escaleras mecánicas para el Paseo, que aquí costaría poco"...