Ourense

El pueblo de Trelle, en Toén, aspira a ser también un referente

Ourense

El pueblo de Trelle, en Toén, aspira a ser también un referente

tienen en marcha un proyecto para movilizar 30 hectáreas en las que hay 649 parcelas en total

La aldea de Trelle, en el municipio de Toén, también aspira a ser aldea modelo. El conselleiro de Medio Rural, José González; y la delegada de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz, se reunieron ayer con los vecinos y el alcalde toenés, Ricardo González, para relatar las ventajas de implantar esta medida y convertir al núcleo en modelo de referencia en la gestión de la biomasa y la dinamización socioeconómica.


Hasta 649 parcelas


Esta actuación se realizará en un perímetro de cerca de 30 hectáreas que pertenecen a 176 propietarios, que suman 649 parcelas en total. "Trátase de promover a reactivación da actividade económica para permitir a recuperación demográfica e a mellora da calidade de vida da poboación, á vez que se busca anticiparse aos incendios forestais", explicó el consellerio. 

La iniciativa de las aldeas modelo surgió a partir del convenio suscrito entre la Consellería de Medio Rural, la empresa pública Seaga y la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) para proteger las aldeas, firmada entre las partes en abril pasado y renovada en una segunda a finales de noviembre.


Gran acogida


La iniciativa está recibiendo una gran acogida y a día de hoy se han incorporado ya 252 concellos incorporados y otros tres están ultimando los trámites. Es decir, más del 80% de los municipios ya está en el convenio. José González avanzó que la consellería ya ha recibido 47 solicitudes para poner en marcha aldeas modelo a lo largo de toda Galicia. De ellas, se encuentran en trámite más de 20, que supondrán la puesta en valor de más de 620 hectáreas, repartidas en casi 13.000 parcelas de unos 3.200 propietarios. 


¿Cómo funcionará?


Así, en estos núcleos se realizará la limpieza y la recuperación de la franja de 50 metros más próxima a los núcleos de población, en el marco del convenio de protección de las aldeas. Además, el resto de los terrenos hasta el total de la actuación, será puesto en producción mediante la actuación de la Axencia Galega de Desenvolvemento Rural (Agader), en colaboración con los productores interesados en sacarles provecho, para crear actividad agroganadera en ellas, mediante cultivos de huerta, cereal, pastos, frutales, castaños, olivos o la puesta en marcha de ganaderías.

Los terrenos recuperados se incorporan al Banco de Terras, y los titulares reciben una compensación anual por ello. Así, la aldea modelo permitirá obtener un rendimiento económico tanto para los dueños de los terrenos, que seguirán siendo titulares mientras cobran un arriendo, así como los productores, que consiguen más terrenos para trabajarlos.