Ourense

Las últimas lluvias no causaron daños en la uva, pero retrasan su madurez y la vendimia

Ourense

Las últimas lluvias no causaron daños en la uva, pero retrasan su madurez y la vendimia

Las fuertes lluvias de los últimos días no han causado daños en la producción vitivinícola de las cuatro denominaciones de origen de Ourense, aunque sí han impedido una madurez óptima y, en consecuencia, los consellos retrasan la vendimia.
La vendimia se retrasa en las cuatro comarcas con denominación de origen de la provincia de Ourense. En algunas zonas como en Valdeorras ya estaba previsto iniciar los trabajos entre este fin de semana y mañana lunes, mientras que en otras como la de O Ribeiro tradicionalmente se empezaba en torno al día 20 de septiembre. No obstante, la falta de calor durante el pasado mes de agosto y las últimas lluvias impidieron que la uva obtenga la graduación óptima y, en consecuencia, en estos momentos, todavía no tiene la madurez adecuada para su recolección, por cuyo motivo se aplaza la vendimia posiblemente hasta finales de mes.

Sin embargo, los técnicos de los consellos reguladores matizaron que por el momento no se puede establecer una fecha ya que depende de las condiciones climatológicas que se establezcan a partir de ahora. La intensa lluvia de los últimos días no causó daños, según confirmaron los expertos, aunque también añadieron que si continúan es muy probable que pueda provocar la temible podredumbre y el brote de enfermedades. ‘Las condiciones de humedad y temperatura son ahora las adecuadas para que surja la podredumbre, que de momento no se percibe’, apuntaba el responsable del Consello Regulador de Monterrei, Antonio Méndez.

Nuevo frente

Los técnicos de las denominaciones coincidieron en manifestar que ‘es necesario el calor, porque si sigue lloviendo puede reventar la uva, es una posibilidad, y estamos pendientes del frente que está anunciado para el próximo martes para ver lo que ocurre’, señalaba Jorge Mazaira, de Valdeorras. En ese sentido, apuntó que ‘la uva todavía no alcanza su graduación óptima, se ha visto reducido el azúcar y con la lluvia aumentó el volumen, por eso sólo podemos esperar el calor’.

En consecuencia, las cuatro denominaciones se ven obligadas a retrasar la vendimia y se encuentran pendientes de la evolución de las condiciones climatológicas, y con preocupación ante el frente de lluvias anunciado para el próximo martes.

Más en Ourense