Ourense

La viabilidad del balneario en la Diputación se sabrá en junio

Ourense

Termalismo

La viabilidad del balneario en la Diputación se sabrá en junio

Patio central interior del Pazo Provincial, en el que se realizó la cata, donde estaría la gran piscina termal del complejo. (Foto: Martiño Pinal)
photo_cameraPatio central interior del Pazo Provincial, en el que se realizó la cata, donde estaría la gran piscina termal del complejo. (Foto: Martiño Pinal)
Los cerca de 6.000 metros cuadrados del Pazo Provincial garantizarían unas 60 habitaciones

La Diputación no tiene intención de dilatar en el tiempo las pruebas necesarias para saber si es técnicamente posible ubicar un gran hotel balneario en el Pazo Provincial, cuya viabilidad se conocerá, como muy tarde, en medio año, según confiesa el presidente de la Diputación, Manuel Baltar, que ya ha encargado los análisis necesarios al departamento de Ciencias del Campus de Ourense coordinador por el profesor Pedro Araújo, también optimista con los resultados.

"Espero que antes de xuño poidamos ter xa os estudos definitivos", garantiza el líder del gobierno provincial, señalando que en paralelo a esos exámenes de caudal y temperatura de las surgencias de agua termal "avanzaremos na planimetría e en todo o necesario" para encajar el equipamiento termal, con perspestivas de tener agua a 40 grados de temperatura, habiéndose alcanzado ya en el primer estudio los 27,9 grados a 69 metros de profundidad.

Aunque sería responsabilidad de la cadena que asumiera el proyecto de hotel balneario, Manuel Baltar tiene ya una idea en la cabeza de las posibilidades que ofrecería la sede de la Diputación, con una superficie de cerca de 6.000 metros cuadrados que triplicaría, por ejemplo, la oferta que el grupo inversor malayo que se reunió recientemente con el presidente provincial explota en la localidad británica de Bath, pudiendo contar el alojamiento ourensano con unas 60 habitaciones y unas cuatro suites. El patio interior (en la imagen) se convertiría en la gran piscina del complejo, al lado de la zona de tratamientos.

"Falamos dun elemento de renome internacional que podería servir de catapulta para o termalismo, cun edificio xa construído, na zona comercial máis importante que revitalizaría Progreso e sen inconvintes urbanísticos, cunha ficha que permitiría a súa reforma e uso", destaca Baltar, que tiene claro que "sería o lugar ideal".

En este sentido, recuerda el presidente de la Diputación el "valor histórico" del actual Pazo Provincial, "o gran edificio administrativo da cidade, que acolleu o Goberno Civil, a Audiencia Provincial, Facenda ou Caixa Ourense", un inmueble que Baltar no tendría problemas en ceder, "o que sería un problema menor, xa que falamos dun tema de interese xeral, conseguindo algo que se bota en falta nunha cidade que se fai chamar capital termal".