Ourense

Baltar: “El gran hotel balneario puede ser el Pazo Provincial"

Ourense

UNA HORA CON

Baltar: “El gran hotel balneario puede ser el Pazo Provincial"

El presidente de la Diputación de Ourense hace balance del 2019 y de lo sucedido desde el pasado 26 de mayo

La provincia cierra un 2019 en el que se ha abierto un nuevo ciclo político en Diputación y Concello de Ourense, marcado por el acuerdo entre PP y DO. Al frente, Manuel Baltar (Ourense, 1967), que a la hora de hacer balance el pasado miércoles de lo sucedido desde el 26 de mayo echa mano primero del pragmatismo y luego de la hoja de Excel: "En política, la 'p' es de pacto. Es un pacto más que estable y está dando sus frutos. Estamos ejecutando el plan con el que me presenté a las elecciones y en el Concello ya tenemos presupuestos a punto de ser aprobados, lo que supone un antes y un después". 

2020, ¿clave para Ourense?

Tiene que serlo. Todavía no tendremos el AVE, lamentablemente. 

¿Llegará para el Xacobeo?

Tiene que llegar, es la excusa perfecta. Y las declaraciones de Pardo de Vera el otro día no han recibido contestación por parte de sus correligionarios de partido. Eso es lo que tiene el servilismo y decir "sí" a todo. 2020 será clave no solo por Nós. La Ribeira Sacra, el Centro FP... proyectos en los que está la Diputación desde el minuto 1. 

¿Ve preparada la provincia?

La estamos preparando, y ese es el objetivo de todos los planes de mandato de la Diputación. El 6 de febrero haré 8 años al frente de la institución, ocho años en los que eliminamos la deuda, donde hemos estado en todos los proyectos  que tienen que ver con el futuro de la provincia –señaladamente con nuestro plan termal y el termalismo– y ahora tenemos una mayoría en el Concello para hacer posible el gran hotel balneario de la ciudad. 

¿Cómo van esos contactos con inversores por el balneario?

Esta misma semana –por la anterior– tengo uno más que importante con la cadena a nivel mundial que más sabe de termalismo. Un grupo malayo, YTL, que son los que pusieron el Gainsborough Spa, en Bath. Y hay otros. Lo que echa para atrás es la inestabilidad urbanística de la capital, que será pasado una vez se apruebe el PXOM. 

¿Qué supondría para la Ribeira Sacra ser patrimonio mundial?

Se beneficiará toda la provincia. Un plus de calidad que va en la senda de los resultados de los últimos meses, con récord turístico. 

Los alcaldes ven riesgo en una posible masificación.

Clave la planificación a la hora de ordenar la asistencia. Aparcamientos, transporte específico, más catamaranes... está todo planificado. En 2020 se verán esas realidades.  

El vino va al alza. El sector echa en falta huella en el Campus.

Posiblemente sí. En las conversaciones que tenemos con la UVigo se habla de esto, una titulación en ese sector, o en la moda, encaja en nuestra visión. Pero hay que saber si la gente titulada va a tener después un trabajo. Estamos en fase de estudios para reivindicar, pero con racionalidad.

En el Campus hay la sensación de continuos agravios. 

Sí, y me agrada ver que se reacciona, porque se ve que somos una sociedad viva. Hay que relativizar todo y ver el contexto. El Campus está bien trabajado. Es cierto que no es una buena noticia compartir grados. Estamos atentos, como cuando supimos que Vigo desechaba el Campus de FP, y ahora será una realidad en Ourense. ma_2019_12_18_9734_resultado

¿Cuándo estará abierto?

En un año debería estar abierto. Activados los trámites y la remodelación que sufraga la Diputación, luego ya entrará en los terrenos de Educación. Hablamos del curso 2020-21. Centro de innovación de Galicia y norte de Portugal.

En el campo del turismo y el medio rural está Manzaneda. ¿Qué le falta para dar el último paso?

Le falta un cambio en el modelo de gestión. Es el momento de hacerlo, en los primeros meses del 2020. Era imposible hacerlo cuando estábamos haciendo la mayor inversión en su historia, y más estratégica. No era el momento de dejar sin cabeza a la estación. Ahora el 2020 tiene que ser el año de, no solo la consolidación de la nieve artificial, sino de apertura de la gestión, para un contento generalizado en la comarca. Si Manzaneda funciona, toda la comarca vive un acelerón.

¿Por dónde pasará ese cambio?

No tenemos la mayoría absoluta del capital social de Meisa. Puede ser desde sacar un nuevo concurso para la gestión, exigiendo unas condiciones que sirvan como reacción para la comarca –con temas que hemos venido observando este tiempo– hasta otros temas que se puedan tratar en el consejo de administración de Meisa. Pero aprendiendo de los errores y teniendo en cuenta el nuevo equipamiento y esa no vinculación a los deportes de invierno exclusivamente. 

Este es el mandato del rural en la Xunta. ¿Qué apellido le ponen en la Diputación? ¿El del reto demográfico?

En la Diputación todos los mandatos son del rural. El 80%  de España afronta esta crisis demográfica. Y Europa. Está en la agenda. Los gobiernos intermedios conseguimos ser receptores directos de ayuda. EmprendOu, ayudas a la natalidad...no hay una medida nuestra que no lleve mirada demográfica. 

La natalidad sigue cayendo.

Es una cuestión de mentalidad. La gente hace sus números, y le resultará... es así de frío. También hay que ser entusiasta para traer a nuevos ourensanos. Desde que soy presidente de la Diputación he tenido cuatro hijos. Si todos siguiesen el mismo ejemplo estaríamos hablando de una provincia acorde con lo que esperamos. Hay que dar incentivos para vivir en una provincia como esta, decisiones políticas que favorezcan compañías, generación de riqueza y empleo. 

Cobra simbolismo el paritorio de Verín. ¿Se equivocó la Xunta?

Sí. Tajantamente. Soy un ourensano, y después milito en un partido político. Y cualquier ourensano que vea esta situación tiene que tener esta reacción. Puedo entender los números, las estadísticas... con esos números tendrían que cerrar todas las clínicas privadas de Galicia y todos los paritorios de hospitales comarcales. Y entiendo que si no hay pediatras –una realidad que hay que afrontar– no se pueden hacer milagros. Entiendo que se quieran tener todas las garantías en un parto, y sin pediatras es imposible. Lo que se trata es de reabrir cuando aparezcan esos profesionales. Y si no hay, habrá que buscar incentivos económico para ir a Verín, Barco o donde sea. 

El mensaje cambió después.

Ahí sí que han estado acertados: "Si hay pediatras reabriremos el paritorio. Una suspensión temporal para garantizar atención". Eso lo entendemos. Me han llegado noticias de que hay pediatras dispuestos a ir. Será cuestión de días. 

Quizás no se ha medido bien. 

Ni se midió ni se trabajó.Puede haber un fallo de comunicación, pero la decisión debía ir con condicionantes. A fin de cuentas, emocionalmente es muy importante. Si se sale desde el minuto 1 diciendo que no hay pediatras y que la gente quiere parir en Verín se expone a eso, la gente diría: "Pues vamos a Ourense". Los mecanismos de comunicación y coordinación no hicieron un buen trabajo.

¿Es una lección? 

El mensaje es único: si todos decimos que esta es la legislatura del rural, no se puede bajar ni un centímetro el nivel de las exigencias. No estamos hablando de poner grandes servicios, hablamos de no bajar lo que hay, y a partir de ahí, plantear, más que reclamar, sobre la atención que merece el rural, con discrimininación positiva. 

Cumple 10 años al frente del PP de Ou. Siempre ha reivindicado que el PP debe mirar más al PPdeG. ¿Y el PPdeG, al PPdeOu?

Somos la formación que ha tenido mejores resultados electorales en todas las circunscripciones. Y en las autonómicas ya se vio el peso. Cada uno sabrá a dónde tiene que mirarse. Tenemos 60 gobiernos en la provincia. Cs tiene 9 ediles y nosotros 436. Vox, 0. 

Tras lo que pasó en junio, con Bermejo pidiendo su cabeza. ¿La debacle de Cs el 10-N es una venganza en plato frío?

Sí. Lo decía Ortega: "Toda realidad ignorada prepara su venganza". Aquí ha pasado esto. Alguno pensó que era el rey del mambo. Y la política se trata de pactar. Tenía el mayor número de diputados, me tocaba formar gobierno como ahora le corresponde a Sánchez. Lo que he hecho es fraguar una mayoría. Lo intentaron otros. Y ahora, los que critican mi pacto le ofrecían el oro y el moro a aquellos con los que pacté. No son creíbles. Pero a mí me importa la provincia. 

¿Está más cómodo ahora que en el mandato anterior?ma_2019_12_18_9733_resultado

Muchísimo más. Muchísimo más. 

¿Se sigue entendiendo con Jácome en un minuto?

En un segundo. 

La relación va viento en popa. 

Sí, sí. Completamente. Es una de las ventajas. Pero no para mí ni para él, sino para Ourense. Imagínese un cuatripartito en el que todos se pregunten si se reconocen para hablar con el otro. Un auténtico dislate. Jácome lo vio en medio segundo y yo también.

Cuando le preguntaba hace medio año por Jácome y sus "boutades", señalaba que poco a poco iría adquiriendo el rictus de alcalde. Ahí sigue. 

Vamos a darle cuatro años. 

¿Le preocupan?

La evolución es buena. Pero si se refiere a "boutades", las del que dice ser portavoz socialista en el Concello de Ourense, que cobra en la Diputación, esas también hay que echarlas a comer aparte. Prefiero mil veces las "boutades" ya corregidas de Jácome durante este tiempo, y otras a las que no puede renunciar porque forma parte de su personalidad. Pero la Alcaldía se ha notado, y ya sabe que no es lo mismo que estar en la oposición. 

Test de las autonómicas. ¿Qué medirá?

Si queremos seguir teniendo un gobierno, el único de España, con absoluta, con un presidente como Feijóo, o embarcarnos en una aventura, la de Villarino y Caballero. Todos contra el PP, todos contra Feijóo. Aquí también era así, y al final gobernamos con el que era más crítico. Saldremos a ganar, con candidatura potente. En Galicia no hay alternativa al PP. 

¿Cree que el PPdeG, llegado el caso, pactaría con Vox?

Habría que ver llegado el caso. A los partidos no se les puede medir por dos cuestiones. Y en el caso de Galicia, habría que ver qué aportarían para la estabilidad de gobierno. No creo que tengan opciones. Galicia es un sitio distinto, con un PPdeG  galleguista, enraizado en lo que puso en marcha  Fraga. ¿Vox? Cuando llaman "nacionalista" a Feijóo aquí en Galicia  nos lo tomamos como una coña. 

Y España. ¿Cómo la ve? 

Fatal. Al borde del precipicio. Y nos vamos a tirar con esa alianza que no dejaba dormir a Pedro Sánchez hace dos meses y que ahora es dormidina. No hay vida inteligente en el PSOE. 

¿La salida entonces es que se abstenga ERC?

Tampoco veo salida en unas terceras elecciones. 

¿Y el PP?

El PP ya lo ha dicho: que rompa con ERC en Cataluña. Y no ha pasado. Sánchez no ha puesto nada de su parte, solo le importa él y lo que queda el PSOE, que hace sonrojar a gente como Guerra o González.

¿Va aumentando la brecha entre ciudadanos y sistema?

Es una evidencia. Estamos en una de las economías más potentes, y pudimos permitirnos este bloqueo. Pero no más. El AVE debería ser una realidad. Llevamos 9 meses sin comisionado para el reto demográfico. Han sido incapaces de colocar ahí una persona. Por poner un ejemplo. Hace falta responsables de talla política, que lideren. Y creo que Sánchez no llega. 

¿La política ha bajado de nivel?

Absolutamente. Y en Galicia. Y en Ourense también. 

Es una reflexión compartida por el viejo bipartidismo. 

Es lógico, siempre opinan los que llevan más años en esto. Cuando dicen: "Los mejores quedan fuera de la política". Antes tampoco eran primeras espadas de sus profesiones. Para nada. Pero tenían capacidad política, ganas de cambiar, conectividad y liderazgo. Ahora hay una crisis evidente. No solo en lo público sino en lo privado. Busco en las organizaciones empresariales o culturales y tampoco se ven ahí fenómenos. No solo hablo de Ourense, ni Galicia o España. 

¿Por qué?

Fuimos los políticos los principales fustigadores de la clase política.

Paco Vázquez dice que los políticos deberían cobrar más.

Hace 20 años si entrabas en política y eras respetable. Ahora, alguien con cierta independencia aparece en  cualquier candidatura y ya te miran de reojo el 50 o 60% de la gente. Y eso es un problema que hemos generado entre todos.

Habla usted de la necesidad de “reilusionar" a los votantes.

Hay que hablar en positivo, con humildad. Imaginando políticas innovadoras, abiertos a sugerencias. 

Siempre ha reivindicado la necesidad de sorprender en política. Deme un titular sobre el que puede girar la acción de gobierno de la Diputación en 2020. 

Puede estar usted en estos momentos en el gran hotel balneario termal de Ourense. 

En el Pazo provincial. 

Hemos hecho unas prospecciones de agua termal que dan una temperatura superior a los 30 grados. Y vamos a contratar un estudio más grande en relación al caudal. Si, como todo parece indicar, es positivo, pondría a disposición del desarrollo termal de Ourense este edificio, en el centro de la ciudad, a 200 metros de As Burgas, para esa instalación. Sin problemas. Ya buscaríamos a dónde se va la Diputación. Si ese no le parece un buen titular... .