Ourense

Vilaza se atrinchera en casa

Ourense

robos en el rural

Vilaza se atrinchera en casa

Una de las casas asaltadas, situada en el centro de Vilaza.
photo_camera Una de las casas asaltadas, situada en el centro de Vilaza.

Los vecinos de Vilaza (Monterrei) no pierden de vista sus viviendas ante el temor de que regresen los ladrones. Los cuatro robos registrados el lunes los mantiene alerta. Vigilan incluso la iglesia y casas deshabitadas.

Atemorizados y en constante alerta. Así están los vecinos de Vilaza (Monterrei) tras el robo de cuatro viviendas ubicadas en diferentes partes de la localidad. En tres de ellas, había personas en el interior.

El vecindario teme que regresen los ladrones y no pierde de vista tanto sus casas como las de sus familiares que están ausentes, que residen en otra parte del territorio. La vigilancia incluso abarca a la iglesia parroquial. "Hay miedo porque los ladrones actuaron muy rápido y sin hacer prácticamente ruido", apunta Paulino Fernández.

Los robos están en boca de todos los vecinos y los autores son profesionales, según valora una de las víctimas, Verónica Losada Díaz, a la que le robaron 1.000 euros que tenía su marido en un cajón de la habitación y una pulsera de oro blanco. Su casa está dotada de un sistema de videovigilancia, pero los ladrones intentaron burlar el dispositivo de seguridad arrastrándose por el suelo. "Los de seguridad nos avisaron que había personas que se iban arrastrando por el jardín. Fuimos corriendo y cuando llegamos ya no los encontramos. No tardamos ni 10 minutos, tiempo en el que entraron, revolvieron los cajones y se llevaron el dinero y la pulsera", relató Verónica Losada, empresaria del textil.

La imagen de los ladrones quedó grabada y la cinta ya está en poder de la Guardia Civil. Los ladrones iban encapuchados y llevaban guantes. Para entrar en la vivienda forzaron una puerta.

Este robo generó debate sobre los dispositivos de seguridad entre los vecinos. Algunos de ellos sopesaron en las últimas horas la posibilidad de instalar alarmas y cámaras. Antonio Vázquez lo valora, pero tiene claro que los ladrones, "si vienen con intención de robar, lo hacen, porque son gente muy preparada". Su versión no es compartida por José Rodríguez, que está convencido de que una alarma o cámara "puede evitar robos, da seguridad y tranquilidad", dijo.

Lejos del debate, los vecinos, además de vigilar sus inmuebles, revisan cerraduras de las puertas, estado de las verjas de las ventanas e incluso ayer podaban árboles cercanos a las paredes, dado que una de las víctimas vio a uno de los ladrones salir de su casa descolgándose por un árbol que estaba cerca.

Un contacto en el pueblo

Los ladrones se llevaron dinero y joyas. Sólo en una de ellas, consiguieron un botín de 11.000 euros en efectivo. La víctima, quien declinó no hacer valoraciones, guardaba ese dinero para realizar una reforma en el tejado.

El vecindario sospecha que los delincuentes eran tres: dos entraron al interior de las viviendas mientras el otro los esperaba dentro de un coche, vigilando en la calle.

Los residentes están convencidos de que tienen un contacto en el pueblo que les facilitó información sobre los dueños de los inmuebles.