Ourense

Los yoguis se apuntan al termalismo en Ourense

Ourense

reportaje

Los yoguis se apuntan al termalismo en Ourense

El yogui Kamalroop Singh, el pasado sábado en Pereiro de Aguiar.
photo_cameraEl yogui Kamalroop Singh, el pasado sábado en Pereiro de Aguiar.

El maestro del yoga Kamalroop Singh, que empezó a dedicarse a esta disciplina con 15 años, visitó Ourense para participar en una clase de la disciplina "wellness" en las termas de As Burgas

En medio del estrés, la rapidez y la inmediatez, hay quienes escogen parar, respirar profundo y relajarse. El maestro del yoga Kamalroop Singh pertenece a ese bando, al de los que practican la paz, física y psíquica. Este inglés con raíces en la India, empezó a practicar yoga con 15 años y, sin buscarlo, encontró su vocación. "Al principio decidí leer un libro de yoga básico, pero a los 19 años ya quise buscarme a un profesor que me formase", explica Singh. Fue entonces cuando decidió mudarse a la India, el país del que proviene su familia. "Allí experimenté una motivación muy fuerte, como una fuerza que me venía de dentro", comenta. Desde entonces, más de 20 años después, se pasea el mundo enseñando yoga y formando a futuros maestros. 

El yoga se ha convertido en su estilo de vida y no duda en los beneficios que le ha traído, tanto a nivel corporal como mental. "Fisicamente, el yoga vuelve al cuerpo más sensible y mejora el día a día, y lo mismo pasa con tu mente, te vuelves más flexible a la hora de enfrentar los problemas de la vida", señala el yogui. En las personas a las que forma también observa el mismo resultado: "Veo como sus barreras negativas pierden fuerza". 

El pasado sábado, en la piscina de As Burgas, guió una de las clases de yoga del método "wellness" -yoga en agua termal-. Invitado por Cristina Pérez Rodríguez, creadora del Método Wellness, impartió esta sesión, enmarcada dentro de la programación impulsada por el concelleiro de Termalismo, Jorge Pumar. La cita se repetirá cada sábado de diciembre, de 11,00 a 12,30 horas, de forma gratuita y abierta a todo el público mayor de 7 años.

No es la primera vez que participa en una clase de este tipo en la ciudad, pero resalta su gusto por las termas ourensanas. "Es algo muy distinto de lo que he experimentado en otros lugares, porque es grupal", razona. Además, agradece el interés municipal por ofrecer este tipo de actividades de forma gratuita.

¿Todo el mundo puede probar a practicar yoga en el agua? "Sí, claro, aúnque sea sin ningún tipo de experiencia", afirma. "Cada persona llega hasta donde llega", añade. El agua termal ayuda a relajar los músculos, lo que potencia la flexibilidad del cuerpo. El resultado también se intensifica en la mente, que llega a estadíos superiores de relajación que durante una sesión normal de yoga.