VIVIR mejor

La arteterapia como práctica beneficiosa

VIVIR mejor

La arteterapia como práctica beneficiosa

arteterapia_resultado
Cada vez más se emplean las artes como herramienta terapéutica para promover la salud mental y el bienestar general

En la actualidad, los problemas de salud mental son un desafío mundial, la Organización Mundial de la Salud advirtió en 2019 que la falta de bienestar mental es una de las principales causas de la carga de enfermedad en todo el mundo, con una cuarta parte de la población mundial en riesgo de desarrollar un episodio de salud mental en su vida y una quinta parte de los niños y adolescentes con problemas de salud mental. Las guerras, la adversidad, la discriminación, las enfermedades y los desastres naturales potencian aún más estas necesidades insatisfechas de apoyo psicosocial. 

En situaciones de enfermedad, con limitaciones de vida y con elevada carga emocional y existencial, las personas recurren cada vez más a nuevas modalidades terapéuticas complementarias para hacer frente a una dolencia o encontrar alivio. 

La arteterapia es una intervención clínica que utiliza las cualidades expresivas de la creación artística para mejorar el bienestar físico, mental y emocional. Según la definición de la American Art Therapy Association (AATA) en About Art Therapy (2018), la arteterapia, facilitada por un terapeuta de arte profesional, es una modalidad terapéutica que se utiliza en sesiones continuas para "mejorar las funciones cognitivas y sensorio-motoras, fomentar la autoestima y la autoconciencia, cultivar la resiliencia emocional, promover la percepción, mejorar las habilidades sociales, reducir y resolver conflictos y angustias y promover el cambio social y ecológico". 

La terapia de arte creativo se ha utilizado para ayudar a los pacientes y a sus familias a aumentar la conciencia de sí mismos, aliviar la carga de síntomas y adaptarse a las experiencias estresantes de la vida asociada con una enfermedad. 

Las artes (música, pintura, dibujo, danza ...) estimulan el cerebro. La plasticidad cerebral se mencionó por primera vez en hace cien años por William James y Ramón y Cajal. "Todo hombre puede, si así lo desea, convertirse en un escultor de su propio cerebro". (James 1840, Y Cajal 1955). Después de mucho tiempo, durante la "Década del cerebro" El interés de los científicos en la plasticidad cerebral volvió a aumentar y de los experimentos han demostrado que el cerebro es capaz de haciendo nuevas conexiones, activando nuevos caminos y despejando los secundarios. El cerebro es comprensiblemente adaptable durante el desarrollo, pero la neuroplasticidad muestra que un cerebro adulto también es adaptable, como respuesta a estímulos nuevos y persistentes o a una lesión (Kaas 1991, Johansson 2004). 

La música es uno de los estímulos más frecuentemente estudiados para la neuroplasticidad e innegablemente existe una conexión muy fuerte entre ellos. Numerosas referencias respaldan el hecho de que la exposición de las mujeres embarazadas y recién nacidos a la música promueve el desarrollo cerebral y del oído interno del niño. Algunos investigadores señalan que la exposición a un entrenamiento musical temprano, reorganiza la conectividad cerebral con la consiguiente mejora de la coordinación y otras habilidades motoras .

(Partanen y col. 2013, Schlaug 2015)

Te puede interesar