Tecnología

Ropa, tatuajes y otras cosas que podrás hacerte tú mismo con una impresora 3D

Tecnología

TECNOLOGíA

Ropa, tatuajes y otras cosas que podrás hacerte tú mismo con una impresora 3D

Ropa, tatuajes y otras cosas que podrás hacerte tú mismo con una impresora 3D
photo_cameraRopa, tatuajes y otras cosas que podrás hacerte tú mismo con una impresora 3D

Aunque las impresoras llevan ya varios años en el mercado, seguimos observando con mirada atónita cuando empieza a salir el plástico (o el material líquido de turno) a través del inyector

Si ya nos costó acostumbrarnos a la idea de poder diseñar algo en la pantalla de nuestro ordenador y a las pocas horas, tenerlo en nuestras manos, todavía nos sorprende ver cómo, capa tras capa y desde abajo hacia arriba, se va formando ante nuestros ojos un objeto.

 Y es que esta tecnología, que nació en el MIT a mediados de los 90, hace tiempo que dejó de ser una futura promesa y se convirtió en una herramienta más al alcance de cualquiera, aunque todavía no tenga un sitio privilegiado en nuestras casas junto a la 'tablet' y el ordenador, tal y como pretende el movimiento Do It Yourself.

No obstante, la impresión 3D avanza a pasos agigantados, y lo que inicialmente fue creado para transformar un archivo de tres dimensiones en una maqueta de plástico, se ha extendido a materiales como cerámica, acero, madera, cemento, tejido humano e incluso grafeno y oro, con todas las posibilidades que ello conlleva.

Además del desarrollo de nuevos materiales, las técnica de impresión también están cambiando. Hasta ahora, los objetos impresos en 3D se creaban mediante la impresión de una serie de capas 2D superpuestas, generadas a través del fundido o ablandamiento de filamentos. Estas técnicas están siendo sustituidas por otras más rápidas y eficaces, como la Liquid Interface Production presentada hace semanas por la empresa Carbon3D, que permite crear objetos tridimensionales de una sola pieza que parecen emerger de un líquido maleable.

Los últimos avances en impresión 3D permiten dar vida a todo tipo de objetos, que en cuestión de años podremos hacer nosotros mismos en nuestra casa:

ARMADURAS DE SUPERHÉROES

   Esta armadura de Batman inspirada en Arkham Origins es una prueba de que las impresoras 3D han reinventado nuestro concepto de 'merchandising'. No es el único caso de un fanático que se anima a imprimir una armadura pieza por pieza: un chico de Birmingham ha completado recientemente su propio traje de Iron Man tras 14 meses de impresión y montaje. Hoy en día, también es posible crear los repulsores del superhéroe de Marvel.

IMPRESORAS DE LEGO

   Una de las aplicaciones más curiosas de la impresión 3D es la creación de otras impresoras 3D, como si se tratara de un robot autorreplicante de alguna película de ciencia ficción. Resulta todavía más interesante cuando esta segunda impresora está enteramente contruida a base de piezas de LEGO (y, a su vez, puede imprimir más piezas de LEGO).

Previa Youtube

 

CIRUGÍA ESTÉTICA

   Ya es posible ver el resultado de una operación de cirugía en tu propia piel antes de someterte a ella. La empresa MirrorMe3D pone a disposición de sus clientes una réplica del rostro o de cualquier otra parte de su cuerpo, impresa en tres dimensiones y con los cambios que experimentaría tras la operación, de forma que estos puedan verlos en relieve y en tamaño real e, incluso, tocarlos.

COMPLEMENTOS

   Tactum es un proyecto llevado a cabo por la empresa Madlabs y basado en una compleja herramienta de modelado capaz de crear una pulsera real a nuestro gusto, con las dimensiones exactas de nuestro brazo. Esta tecnología integra un proyector y una impresora 3D, de forma que nos permite diseñar los complementos directamente sobre nuestra piel.

Previa Youtube

 

PIEL HUMANA

   Aunque la bio-impresión se ha centrado hasta la fecha en la construcción de huesos para prótesis, también es posible fabricar vasos sanguíneos y órganos sencillos. Hace cosa de un mes, una férula impresa en 4D (diseñada para ser absorbida por el cuerpo pasado un tiempo) salvó la vida de tres niños con una grave enfermedad respiratoria. El implante, en la imagen, sostuvo sus broquios durante tres años hasta degradarse. Otra posible aplicación del tejido artificial es la que anunció L'Oreal el pasado mes.

ESTRUCTURAS EN EL AIRE

   Este brazo robótico no es el primero en integrar un sistema de impresión 3D, pero sí en desafiar la Ley de la gravedad, ya que sus estructuras tridimensionales se mantienen en equilibrio por sí solas. Esta innovación utiliza un material que emula la seda de araña (de ahí que recuerde tanto a una araña construyendo su tela) y que puede imprimirse en cualquier dirección, además de ofrecer una resistencia superior a la media.

ROPA HECHA A MEDIDA

   Una de las aplicaciones caseras que más llama la atención dentro del movimiento "maker" es la de crear ropa hecha a medida. La última novedad en este sentido corre a cargo de la empresa Electroloom, que está desarrollando un sistema para imprimir prendas sin costuras a partir de un diseño 3D. Aunque no se trate de un tejido como tal, su toque y su flexibilidad se asemejan mucho a una tela normal, lo que supone un gran avance en este campo.

TATUAJES

   Esta impresora 3D modificada para convertirse en una máquina tatuadora es una creación del grupo de diseño Appropriate Audiences en colaboración con la empresa de impresión 3D Le FabShop. La impresora lee la textura de la piel, ajustándose a los músculos y los huesos a medida que imprime el tatuaje, y utiliza la aguja de tatuador para hacer punciones en la piel de hasta 150 veces por segundo.

RAVIOLIS PERSONALIZADOS

   La tecnología de impresión 3D de comida es ya una realidad. La última novedad en este sentido en nuestro país es Foodini, la primera impresora 3D que imprime todo tipo de alimentos frescos y nutritivos, desde salados a dulces. Por otro lado, la empresa italiana Barilla está desarrollando una impresora que fabrica pasta con formas y texturas imposibles. De momento son prototipos, pero podrían salir al mercado en 2016.

CASAS Y PUENTES

   Entre lo que se refiere a infraestructuras, a principios de año conocíamos el primer edificio impreso en 3D, con sus cinco pisos y sus más de mil metros cuadrados. Hace solo unos días, hemos sabido de un puente de metal que se constuirá en septiembre sobre un canal en pleno corazón de Ámsterdam. El puente estará hecho de un nuevo compuesto desarrollado por la Universidad de Delft, que se colocará gota a gota usando una impresora 3D sin necesidad de que intervenga ningún ser humano.

Previa Youtube

 

FUSIL DE COMBATE

   La fabricación de armas a través de impresoras 3D parecía más o menos inofensiva, dado que no eran lo suficientemente robustas como para disparar sin reventarse. Al menos hasta la llegada de este fusil de combate fabricado con una impresora 3D que dispara munición de guerra. Se trata de una réplica de uno de los más recientes fusiles de asalto, capaz de disparar su misma munición, de calibre hasta 7,62 milímetros, en modo ráfaga.

COCHES ELÉCTRICOS

   Hace solo unos meses, la empresa china Sanya Si Hai presentó el primer automóvil creado mediante impresión 3D en el país. Su motor eléctrico únicamente le permitía alcanzar los 40 kilómetros por hora.Ya el año pasado, la compañía Local Motors presentó el Strati, el primer vehículo de estas características totalmente funcional. Esta compañía planea ahora producir coches de impresión en 3D personalizados bajo petición.

Comentarios