Tendencias

Doce postres típicos de las aldeas gallegas

Tendencias

Gastronomía

Doce postres típicos de las aldeas gallegas

Las filloas son uno de los dulces más típicos de las aldeas galleas.
photo_camera Las filloas son uno de los dulces más típicos de las aldeas galleas.

Estos son algunas de las sobremesas más habituales en nuestras aldeas

Si por algo se caracterizan las aldeas gallegas es por la calidad (y cantidad) de su gastronomía. Y es que para comer bien, en ningún sitio como en la casa de nuestras abuelas. En este artículo recopilamos algunos de los postres más típicos y que nunca faltan en las casas de nuestros pueblos.

Rosquillas 

10.68.110.185-archive-2018-04-07-ma_2018_04_07_1668_resultado

Foto: Miguel Ángel

Aunque se trata de un postre típico de Cantabria, no hay romería gallega en la que no estén presentes. Desde los puestos de rosquilleros presentes en cada fiesta a las hechas en casa, las rosquillas son un dulce que nunca faltan en la mesa festiva del pueblo.

Brazo de gitano

Seguimos con uno de los dulces más míticos de las fiestas de pueblo: el brazo de gitano. Una sobremesa que nunca falla en las celebraciones familiares, en especial durante el verano. Para aquellos que nunca hayan tenido la oportunidad de probar este manjar, consiste en un bizcocho alargado relleno de crema pastelera y nata.

Roscón

Aunque el roscón se asocia más a la época de Navidades (roscón de Reyes) y a Pascua, para muchas familias gallegas este producto no puede faltar en cada comida. Es habitual que el día de fiesta sea el panadero el encargado de traer a casa el famoso roscón, cuyas dimensiones bien servirían para alimentar a un equipo de fútbol.

Filloas

las_filloas_result

Foto: Archivo

Para desayunar, merendar o de postre, cada uno es libre de comer las filloas cuando mejor le parezca. Este postre, aunque más típico del tiempo de carnavales, es una de las armas secretas que tienen nuestras abuelas para endulzarnos los días. Las puedes tomar solas o acompañándolas con fruta, miel o nutella.

Leche frita

La leche frita es otro de los postres tradicionales que asociamos con los días que pasamos en la aldea. Un manjar perfecto para olvidarse de la dieta y para rendirse sin remordimientos a la gastronomía casera.

Arroz con leche

10.68.110.185-archive-2010-02-17-arrozconleche_resultado

Foto: LR

Las abuelas y madres gallegas siempre consienten a sus pequeños (independientemente de su edad) con una amplia variedad de platos. Entre ellos, no puede faltar un rico y cremoso arroz con leche, postre que forma parte de la infancia de muchos gallegos.

Natillas

Las natillas caseras son otro de los dulces habituales en las comidas de los gallegos. Una sobremesa rica, fácil de preparar y con la que conquistarás a los comensales de la casa.

Flan

Si hablamos de postres míticos de nuestras aldeas no nos podemos olvidar del famoso flan de huevo de la abuela. Aunque puedes comer esta sobremesa en restaurantes, ninguno iguala el sabor al flan casero.

Chulas

¿Quién quiere tortitas o "pancakes" teniendo las míticas chulas de la abuela? Al igual que las filloas, son ideales para tomar de sobremesa o en la merienda y se pueden comer solas o mezclándolas, por ejemplo, con fruta.

Bica

10.68.110.185-archive-2018-07-28-mtp0353_resultado

Foto: Martiño Pinal

Si hay un postre típico y tópico de nuestros pueblos ese es la bica. Una exquisitez "made in" Ourense que no falla en las sobremesas invernarles. Aunque es un plato propio de Laza, Trives y Castro Caldelas, no hay abuela que no tenga su propia versión de esta receta. Y como sabe todo buen ourensano, no hay mejor acompañante para la bica que un buen licor café.

Castañas asadas

Unha persoa mostra unhas castañas recién apañadas.

Si hay un postre que no falla en las casas ourensanas durante el otoño son las castañas, el producto estrella de nuestros magostos. 

Manzanas asadas

Este sencillo postre es muy habitual en las jornadas de frío en los pueblos gallegos. Manzanas asadas en la tradicional cocina de leña y cubiertas de azúcar o canela. Un postre saludable y muy rico.