La Región

VALDEORRAS

Voluntarios limpiaron la playa fluvial de O Barco

El grupo atacó la proliferación de rabazas y otras plantas en el río Sil

El alcalde de O Barco, Alfredo García, participó ayer en la limpieza del cauce del  río Sil junto a otros voluntarios.
El alcalde de O Barco, Alfredo García, participó ayer en la limpieza del cauce del río Sil junto a otros voluntarios.
Voluntarios limpiaron la playa fluvial de O Barco

En Valdeorras no fue todo vino y fiesta este fin de semana pasado. Un grupo de barquenses salió para limpiar de plantas y rabazas que se acumulaban en el caudal del río Sil, a su paso por la playa fluvial de O Malecón. Esta expedición de voluntarios estuvo capitaneada por el alcalde, Alfredo García, acompañado de Aurentino Alonso, teniente alcalde y diputado provincial por Valdeorras.

"La jornada de limpieza ha ido bien, en tres horas hemos limpiado dos zonas importantes de la playa, como son la zona del tobogán y la parte del río para tomar el sol", explicó Alfredo García.

Para esta limpieza –que el Concello asume, explican, ante la pasividad de los organismos competentes–, contaron con la colaboración de los GES y de la Protección Civil de O Barco. "Los que estábamos allí limpiando somos aquellos que usamos habitualmente el río y las instalaciones de la playa fluvial", comentó García.

La proliferación de estas plantas supone una dificultad para los bañistas y para otros usuarios del río, como pueden ser aquellos que acuden a hacer deporte a la zona fluvial de O Malecón.

En cuanto a la fecha elegida para la limpieza, Alfredo García apunta que "hasta ahora no se pudo hacer porque el agua estaba fría". Esta jornada de limpieza, generalmente se llevaba a cabo un sábado. "Pero ste año no podíamos porque coincidía con la Feira do Viño, entonces decidimos hacerlo este domingo". Además concluye con que "más adelante trataremos de convocar otra jornada para limpiar en sábado, como en años anteriores".

Las labores de limpieza se han realizado de forma manual, como acordó el Concello con la Hidrográfica. Además, contaron con la colaboración de Iberdrola a la hora de reducir el cauce del Sil para facilitar el trabajo a los voluntarios.