MEDIO RURAL

El grupo de desarrollo rural diseña las áreas de actuación

Patrimonio e industria siguen siendo los dos ejes sobre los que se asienta el potencial de la comarca

Los alcaldes y representantes de asociaciones en la reunión de ayer, en la Casa Grande de Viloira.
Los alcaldes y representantes de asociaciones en la reunión de ayer, en la Casa Grande de Viloira.
El grupo de desarrollo rural diseña las áreas de actuación

Son dos las principales fortalezas de Valdeorras: su rico patrimonio, tanto natural como histórico, y su industria. Lo destacó ayer Francisco Javier Germade, de la empresa EOSA (Estrategia y Organización SA), una vez finalizada la reunión que mantuvo con representantes de asociaciones y los alcaldes del GDR (grupo de desarrollo rural) número 7, correspondiente a Valdeorras.

En referencia al primer factor, el patrimonial, el consultor afirmó que posee una enorme riqueza, aunque señaló un punto negro. El desconocimiento que existe de ella. "Es una joya perdida", dijo. Además, se refirió a la importancia del sector industrial de la comarca, y especialmente a las canteras de pizarra. "Es una industria sigue siendo muy potente y muy importante en Galicia", comentó.

Entre las debilidades que encontró en un primer análisis de la comarca, destacó la pirámide poblacional invertida. Habló de una población envejecida y de mucha gente joven que se marcha porque no encuentra trabajo.

Estos factores que juegan a favor y en contra de la economía valdeorresa fueron expuestos ayer en la Casa Grande de Viloira. Aquí tiene su sede el GDR 7, siendo el salón de actos el lugar elegido para exponer los primeros resultados del trabajo realizado usando diferentes documentos relacionados con Valdeorras, como el plan estratégico o los datos que maneja el Inorde (Instituto Ourensán de Desenvolvemento Económico). Posteriormente, serán debatidos, pudiendo sufrir alguna modificación, en función de las aportaciones.

En la cita de ayer también fue presentada la página web: "gdrvaldeorras.es". Uno de sus apartados está destinado a recoger las aportaciones ciudadanas acerca de los problemas y sus soluciones.

A la cita de ayer acudieron representantes de aproximadamente medio centenar de asociaciones de muy distintos ámbitos. Durante la reunión, tomaron contacto con el GDR, sus cometidos y su funcionamiento. En las próximas semanas, pues antes del 2 de julio deberá remitirse a la Agencia Galega de Desenvolvemento Rural (Agader), serán convocados a una asamble extraordinaria que deberá elegir a los 10 vocales del sector privado, que con los 9 alcaldes, formarán la junta directiva del GDR.