Allariz

Decomisan 878 mascarillas en una nave industrial de Allariz

Allariz

Decomisan 878 mascarillas en una nave industrial de Allariz

La Guardia Civil intervino otras 20.000 que estaban en fase de fabricación para venderlas en internet

Los agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ourense intervinieron el pasado jueves 878 mascarillas  que estaban listas para vender a través de internet y otras 20.000 en proceso de fabricación en la nave de la empresa Confección Mercado da Mestura, situada en el polígono de Chorente de Allariz. Su responsable, identificado como R.R.D., de 46 años, según fuentes del Instituto Armado, vendía las mascarillas a través de la página web Mimó.es.

Los agentes llevaban días controlando las ventas online del empresario y durante las pesquisas descubrieron que su actividad estaba vinculada con una segunda empresa, Varela Rural Innovatión, también situada en el mismo espacio industrial alaricano, que ofertaba las mismas mascarillas a través de la página web Prefaces.es. De esta última empresa es responsable una vecina de Allariz, identificada como E.M.A., de 51 años.

La Guardia Civil realizó un registro minucioso en ambas naves, además de inspeccionar toda la documentación, tras lo que procedieron a denunciar a ambos empresarios (le atribuyen 20 infracciones administrativas) por incumplimiento de proceso de fabricación, distribución y comercialización de  la normativa vigente. 

Un agente revisa las mascarillas intervenidas en Allariz.

La Policía Judicial, en concreto, les abrió expedientes sancionadores contra normativas de la Unión Europea relativas a los equipos de protección individual por vulnerar la legislación gallega de protección general de las personas consumidoras y usuarias, contra la legislación española que regulan los productos sanitarios y contra el reglamento de etiquetado, presentación y publicidad de los productos industriales.

La Guardia Civil realizó la inspección en las dos naves industriales -hasta que comenzó la alarma del coronavirus no registraban actividad industrial- tras comprobar que en dos portales se estaban ofertando y enviando mascarillas a diferentes partes del territorio nacional con el objetivo de obtener  un beneficio económico. Los agentes no desvelaron ayer detalles de los precios ni de los lugares en que fueron distribuidas.

LA Guardia Civil impuso 20 denuncias a los dos empresarios por infringir la legislación que regula los productos sanitarios

Este periódico intentó ayer en repetidas ocasiones contactar sin éxito con los dos industriales denunciados. Uno de ellos, el gerente de Confección Mercado da Mestura, llevaba años ligado al sector del textil en la villa alaricana, llegando a regentar, junto con su familia, otra sociedad mercantil en el polígono industrial de Chorente, que trabajó durante años para grandes firmas de moda gallegas, llegando a tener en plantilla a una veintena de trabajadores. La empresa cesó en su actividad hace unos años ante la falta de carga de trabajo, lo que provocó que los trabajadores fueran al paro. 

Los agentes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil advertían ayer que incrementaron la vigilancia para  impedir infracciones contra las actuales normativas de producción, comercialización de productos considerados esenciales dada la actual situación de alarma a causa de la propagación del coronavirus.

Ofertaban las mascarillas tras confeccionarlas de forma clandestina en dos naves que no tenían actividad 

Bien escaso

Las mascarillas se convirtieron en un bien escaso dada la alta demanda que hay en el mercado de todo el mundo. En la actualidad, no están disponibles a la venta en la mayoría de los negocios autorizados para su comercialización en la provincia. Además, el propio personal sanitario, fuerzas de seguridad y sectores considerados como esenciales se quejan de la falta de suministros.

 

En las últimas semanas, surgieron varios negocios y particulares en la provincia que se iniciaron en su fabricación  -en su mayoría no cumplen los requisitos sanitarios  y no están homologadas- para distribuirlas de forma altruista a distintos colectivos sociales e incluso fuerzas de seguridad, cuestión que no está penalizada. 
 

Las intervenciones se suceden a lo largo de España
Las mascarillas intervenidas en Allariz  fueron puestas a dispositivo de las autoridades judiciales. Desde que entró en vigor el estado de alarma, este tipo de incautaciones se vienen sucedieron a lo largo del territorio nacional. Ya hubo operaciones en Jaén, Zamora, Valencia, Madrid y A Coruña, Zaragoza y Asturias, entre otras provincias.
La Guardia Civil y la Policía de Mos (Pontevedra) decomisaron, el pasado día 18 de marzo, 510 mascarillas, un millar de guantes y 125 litros de alcohol sanitario en una empresa del polígono de  Rebullón (Pontevedra).
Las fuerzas de seguridad no bajan las guardia y tienen el punto de mira en las empresas de textil. Los agentes de delitos telemáticos incrementaron el control en internet para  pillar a los infractores. 

Más en Allariz