La Región

POLITICA - CELANOVA

El BNG propiciará el cambio de gobierno local en Celanova

El PSOE se encuentra a la espera de que Celanova Decide establezca contacto con ellos

La asamblea local del BNG celebró este sábado su reunión.
La asamblea local del BNG celebró este sábado su reunión.
El BNG propiciará el cambio de gobierno local en Celanova

El BNG de Celanova propiciará el cambio político en el gobierno local de la villa. Así lo acordaron durante la asamblea mantenida este sábado para valorar los resultados de las elecciones municipales del pasado domingo y analizar las posibilidades que se plantean ante los comicios, que concluyeron con la pérdida de mayoría absoluta por parte del PP y otorgaron cuatro concejales a la formación independiente Celanova Decide. En esta convocatoria, los nacionalistas perdieron dos de los tres concejales que mantuvieron su escaño en el pleno durante el último mandato. 

"No que dependa de nós, apoiaremos o cambio", expresaban este sábado desde las filas del BNG tras el encuentro de la asamblea local, puesto que "a nosa posición é de non apoiar ó PP". En este sentido, se muestran "dispostos a falar co resto de forzas", si bien consideran que se abren "moitas fórmulas" para que ese cambio sea posible. La intención de los nacionalistas de propiciar ese cambio supondría la investidura de Antonio Puga como próximo alcalde de Celanova. Para ello, se torna imprescindible el apoyo de los dos concejales socialistas que han obtenido representación en las elecciones municipales. 

Sin embargo, el PSOE, que este sábado también mantuvo un encuentro para trabajar cuestiones internas del partido, se encuentra a la espera de que Celanova Decide establezca contacto con ellos para plantear la posibilidad de un pacto que permitiese a la candidatura independiente liderar el gobierno celanovés durante los próximos cuatro años. Desde la fuerza liderada por Julio Vázquez aseguran que estos contactos deberían partir de los responsables del partido independiente al haber sido la segunda fuerza con más votos y, por lo tanto, la que debe "mover ficha" en primer lugar para explorar las posibles opciones de gobierno. 


Explorar posibilidades


En esas "moitas fórmulas" a las que se refierieron los nacionalistas estaría la posibilidad de establecer un gobierno de pacto o bien apoyar la investidura para que Celanova Decide pudiese gobernar en minoría. Son estos términos los que las fuerzas políticas tendrán que debatir a lo largo de la próxima semana. Faltan algo menos de 15 días para que los concejales elegidos por los votantes celanoveses tomen posesión de su acta como ediles y será entonces cuando deban estar perfilados los pormenores de los acuerdos que determinarán el futuro de la corporación.

Tanto desde PSOE como desde BNG, ambos partidos determinantes para la formación del próximo gobierno, esperan que la agenda política de la próxima semana se centre en explorar esas fórmulas. Ambas fuerzas políticas entienden también que la pelota está ahora en el tejado de Celanova Decide y sus cuatro concejales, cuya función será la de proponer alternativas para tomar el testigo de José Luis Ferro al frente de la alcaldía.


Una semana de intriga para los vecinos


La decisión tomada este sábado por el BNG pone fin a una semana en la que los rumores sobre el futuro de la villa han sido una constante entre los vecinos, que se mantuvieron día tras día alerta sobre las posibles combinaciones de gobierno que pudiesen salir de los resultados electorales. Estos comentarios, que han dejado más de una anécdota, concluyen ahora con la determinación nacionalista de "propiciar o cambio" y se trasladarán ahora a las fórmulas que regirán el Concello los próximos años.