Celanova

“Con esta colección persigo revalorizar el trabajo cotidano, me parece más dinámico"

Celanova

ENTREVISTA

“Con esta colección persigo revalorizar el trabajo cotidano, me parece más dinámico"

Mar Ramon.
photo_cameraMar Ramon.

Mar Ramon, la artista nacida en Valencia, pero con raíces en Ourense, destaca la importancia exponer en Celanova, así como de sus aspiraciones futuras.

La "Sala dos Arcos" de Celanova acoge hasta final de mes la exposición ''El sueño del individuo produce monstruos'', con la obra audiovisual de David Fidalgo y esculturas de Mar Ramón. La artista nacida en Valencia, pero con raíces en Ourense, destaca la importancia exponer en Celanova, así como de sus aspiraciones futuras.

¿Qué se puede ver en la exposición?

Actualmente estoy investigando sobre los procesos cotidianos que hacemos en casa: planchar, colgar la ropa, dormir,... Como en la cama pasamos muchas horas, quería hacer una fusión del cuerpo con el lugar de descanso. Por su parte, David Fidalgo trabaja con vídeos y el ser humano, que conviven muy bien con las esculturas, hasta el punto que las envuelve en una especie de sueño, de pesadilla.

¿Qué tiene de atractivo lo cotidiano?

Los objetos cotidianos, los reutilizados, aquellos que no nos damos cuenta que están ahí, me parecen más dinámicos. Con ello persigo revalorizar el trabajo cotidiano.

¿Cómo surgió la posibilidad de trabajar con David Fidalgo?

No es la primera vez que exponemos, aunque si de manera conjunta y liderando el proceso de principio a fin. Queríamos hacer algo juntos y, lo primero fue seleccionar las piezas más acordes y desarrollar el concepto global que lo envolviera. Es verdad que es más difícil que hacerlo sola, pero también resulta más interesante.

¿Por qué Celanova para presentar al público esta pieza conjunta?

Por la relación de amistad con un vecino, que nos comentó la existencia de esta sala. La experiencia está siendo muy enriquecedora, porque en Celanova hemos aprendido a hacer de todo: montaje, iluminación…

¿Donde se ve en un futuro?

Es difícil vivir del arte, sobre todo en Galicia, en algún momento tendremos que irnos fuera. Dar clases es otra opción.

Más en Celanova
Comentarios