La Región

SUCESO

El conductor detenido apaleó a la víctima tras atropellarla

Quedó en libertad tras declarar en el juzgado con la prohibición de acercarse al vecino que arrolló

El conductor detenido apaleó a la víctima tras atropellarla

Joaquín N.F., de 57 años, el conductor de Formarigo (Padrenda) detenido la tarde del domingo por la Guardia Civil de Xinzo como presunto autor de un intento de homicidio en grado de tentativa tras atropellar con su todoterreno a su convecino Rafael M.A., de 46 años, quedó en libertad este lunes tras prestar  declaración en el Juzgado Mixto de Bande, aunque con la prohibición de acercase a menos de 150 metros de la víctima, ni comunicarse con ella. Ambos residen a menos de 300 metros de distancia. 

Al detenido también se le impuso la obligación de personarse el día 15 de cada mes en las dependencias judiciales, según dio a conocer el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), puntualizando que a medida que avance la investigación será determinada la calificación del delito: homicidio en grado de tentativa o lesiones.

Mientras, Rafael M.A. se restablece en la unidad de Reanimación del Complexo Hospitalario de Ourense de lesiones en las manos, de fracturas en tres costillas, politraumatismos en órganos internos y una herida  en la cabeza.


Amigos hasta hace poco


El atropello se produjo en una calle entre Formarigo y A Notaría . El vecindario se mostraba este lunes sorprendido, argumentando que conductor y víctima eran hasta no hace mucho tiempo amigos. "Realizaban trabajos juntos y Joaquín solía participar en nuestra matanza. Venía a comer a nuestra casa", apuntó un familiar de Rafael M.A.

La amistad se rompió cuando el herido compró una máquina agrícola y dejó de trabajar con el presunto agresor. La hostilidad fue a más al mantener discusiones tras llegar a sus oídos que uno hablaba mal del otro y viceversa. "Nunca llegaron a las manos, pero Joaquín  pregonó que mi hermano maltrata a su madre y que era una mala persona", añadió el familiar del lesionado.

El pasado domingo no mantuvieron ningún tipo de discusión. Rafael M.A. salió sobre las seis de la tarde de su casa y, según fuentes de la investigación, Joaquín  N.F. lo vio y puso en marcha su todoterreno con el que lo atropelló. Tras tirarlo al suelo, lo golpeó con un palo que llevaba en el vehículo. Acto seguido, abandonó el lugar.

La Guardia Civil, tras comprobar que el atropello había sido intencionado, acordonó la zona y precintó el vehículo. Al lugar se desplazaron agentes de la Policía Judicial de Xinzo que, tras una inspección ocular, detuvieron al conductor, que inicialmente negó los hechos aunque terminó explicando, según las mismas fuentes, que Rafael M.A. lo estaba increpando continuamente y hablando mal de él por el municipio. Aseguró que no tuvo intencionalidad de causarle daño. La familia de la víctima sostiene la versión contraria y acudió a su casa para  pedirle una explicación.