Deporte local

Quizá la cuarta sea la vencida

Deporte local

FÚTBOL

Quizá la cuarta sea la vencida

De izquierda a derecha: Mario Guede, Manolo Núñez y José Antonio Mira, "Starski", en el campo de Oira (JOSÉ PAZ).
photo_cameraDe izquierda a derecha: Mario Guede, Manolo Núñez y José Antonio Mira, "Starski", en el campo de Oira (JOSÉ PAZ).
Los tres técnicos que jugaron promociones de ascenso con el entonces Ponte Ourense analizan las posibilidades que puede tener el conjunto que dirige Fran Justo

Corría la temporada 95/96, cuando el entonces Ponte Ourense lograba el mayor hito en su historia. Jugar la primera promoción de ascenso a Segunda B. Seguramente en la que estuvo más cerca de lograrlo. Luego vendrían otras dos, que también salieron rana. Ahora, 18 años después vuelven a presentar su candidatura, con la ilusión y  la esperanza de que a la cuarta vaya la vencida. Ya toca.

En la primera promoción de los años noventa, José Antonio Mira, conocido como "Starski", era el técnico del equipo, uno de los más conocidos del fútbol provincial. El entonces presidente Plácido Díaz recurrió a sus servicio. Cogió el equipo en Preferente, y lo ascendió a Tercera División. "Éramos un equipo humilde y no estábamos entre los favoritos. Pero todo salió bien y logramos un ascenso inolvidable", recuerda Starski.  La temporada siguiente debut en Tercera  y un más que meritorio quinto puesto. El equipo seguía creciendo y en la segunda temporada en Tercera, con jugadores de nombre y prestigio el equipo logró quedar cuarto y jugar la promoción. El entonces técnico lo recuerda como si fuera ayer. "Ya teníamos un buen equipo y aunque la categoría era muy dura, conseguimos el objetivo". 

Real Titánico, Carabanchel y At. Burgales fueron sus rivales. "No perdimos ningún partido y nos quedamos fuera del ascenso. Jugamos el último partido en casa con todo a favor, pensamos que estábamos ascendidos y nos llevamos un buen chasco". A Starski le quedó clara una cosa: "Aprendí que hasta que las cosas están conseguidas no se pueden celebrar". 

La temporada siguiente lo volvieron a intentar, pero no fue tan bien. El equipo ya era importante y la presión era mucho mayor. "Las cosas iban bien, el equipo estaba de primero pero yo notaba que la gente y el entorno no estaba mucho conmigo . Notaban que querían un entrenador con caché y más nombre y en enero decidí dejarlo".

El presidente pontino Plácido Díaz no se anduvo por las ramas y se fue a por Mario Guede, un técnico con muchas horas de vuelo en Segunda B con el desaparecido CD Ourense o el Cambados. Y lo sentó en Oira. "Me llamó Plácido, me pidió que le ayudara y al final acepté". El equipo quedó segundo y volvió a jugar la promoción. Esta vez le tocaron el Lealtad de Villaviciosa, Alcala y Burgos. "Al final quedamos segundos. Creo que hicimos una buena liguilla, pero el campo de Oira no ayudaba. Por aquel entonces se compaginaba con el hockey y la superficie estaba muy gastada para el fútbol".

La temporada siguiente Mario Guede siguió al frente del equipo. "Acabamos muy tarde por el play off y se tardó en confeccionar la plantilla. Buscamos renovar el equipo con gente joven y pese a todo al final acabamos quintos con los mismos puntos que el tercero y el cuarto, pero nos quedamos fuera por el coeficiente".

Tras unas temporadas de impaás, el equipo recurre a la sapiencia del ourensano Manolo Núñez, afincado en Vigo, pero buen conocedor de la categoría y del mercado. Su cuerpo técnico lo componían Celso Cadahía de segundo  y Cándido Gómez, entrenador de porteros. Era la temporada 2000/01 y el equipo logró clasificarse para la tercera liguilla. Majadahonda, Segoviana y Oviedo B fueron sus rivales y otra vez salió cruz. Núñez es sincero. "Era muy complicada, competimos con mucha dignidad pero debo reconocer que teníamos pocas opciones". 

Ahora, muchos años después, con los tres ya alejados de los banquillos, pero  con la experiencia que tienen, esperan que esta vez si lo consigan. Todos elogian al técnico Fran Justo y a su plantel, aunque también reconocen que cuando vas a jugar una promoción hay muchos factores que te llevan hasta el éxito.