Deporte local

Unión y poco más

Deporte local

UD Ourense

Unión y poco más

Directivos, entrenadores y capitanes de la UD Ourense, ante de empezar la reunión en O Couto. (Foto: Xesús Fariñas)
photo_cameraDirectivos, entrenadores y capitanes de la UD Ourense, ante de empezar la reunión en O Couto. (Foto: Xesús Fariñas)
"Total confianza no primeiro equipo" es el mensaje común de la UDO a la crisis deportiva que vive

El lunes, a primera hora de la mañana, las redes sociales de la Unión Deportiva Ourense anunciaron una reunión para ayer por la tarde en las oficinas del club en el campo de O Couto. El motivo, analizar el delicado momento deportivo del primer equipo rojillo.

Directiva, cuerpo técnico y capitanes acudieron a una cita sin precedentes en un club que, en su corta historia no había sufrido crisis deportivas. Esta temporada está muy lejos de los números de la campaña pasada cuando, a estas alturas, era tercero con 27 puntos y a 4 del líder Bergantiños. Ahora está solo dos puntos por encima del descenso a Preferente.

La goleada encajada del domingo en Lugo ante el Polvorín (5-0) encendió todas las alarmas en el club y motivó una reunión que terminó sin novedades. Con un mensaje de unión como remedio a los problemas. Para calmar los ánimos en un palco al que le llegan las críticas desde la grada y a las pantallas del móvil. 

"Si algo sacamos en limpo desta reunión é que confiamos neste equipo, neste proxecto e neste grupo de traballo para sacar adiante esta tempada", decía el secretario del club, Diego Soto.

Un comunicado oficial enviado después de 90 minutos de empezar la reunión deja muy claro cual es el mensaje que quiere transmitir el club, pero a la vez se delata. Ya empieza queriendo ratificar al equipo. "Os membros da directiva da UD Ourense manifestamos a nosa total confianza no traballo (...) do plantel que compón o primeiro equipo". Eso ya en la primera frase. ¿Por qué si nadie ha hablado de otro cosa?

Dentro hay más ruido. No ayer en las oficinas, en el día a día. Depende del personaje el discurso varía. Una historia de amistades entre jugadores y entrenadores, de dudas entre directivos y de dimisiones encubiertas. Ayer el director deportivo, Perfecto Rodríguez "Peluso", no acudió a la reunión. En el club dice que "se ha tomado un tiempo porque está un poco cansado". Otros dicen que ha dimitido.

Sí acudieron los cuatro capitanes y los dos entrenadores. Estaban citados. El mensaje es muy parecido. Otras cosas que la línea sea la misma entre todo el vestuario. Entre los que no fueron ayer, los que no llevan varios años en el club.

"Creo que ha sido una reunión productiva. Tanto capitanes como cuerpo técnico y la directiva tenemos claro donde estamos y lo que queremos", decía Fernando Currás cuando salía de la reunión. Aunque en sus frases también quedaba claro que horas antes tenía alguna duda más: "Entré fuerte a la reunión porque sabía lo que estamos haciendo, pero esto no es eterno y todos sabemos como funciona". Y añadía: "Siempre he tenido apoyo de la directiva actual y de la anterior".

El presidente no habló. Ramón Dacosta llegó 25 minutos después de la hora fijada y sigue sin ponerse para las fotos ni hacer declaraciones por motivos personales.

El discurso del club no admite discrepancias. "Foron todas as opinións na misma dirección. A situación non é alarmante, temos que estar tranquilos porque nos quedan moitos retos por diante", habla el club en boca de Diego Soto.

Entrenar y ganar. El mensaje universal de cualquier deporte y en este caso centrado en el partido del domingo ante el Somozas. Ahí tampoco hubo ni reproches ni dudas. Al menos oficialmente. 

Todo en orden. Sin nada que destacar extradeportivamente en cualquier jugador a lo largo de la liga o de las convocatorias. Empezando por la primera jornada. Acabando por la última.

"Orgulloso de ser o que somos".Claro, lógico. Pero ni rastro de autocrítica ni explicación a las causas que los llevaron a reunirse primero y a justificarse después.