La Región

Euro

EURO

La biotecnología gallega tiene un futuro prometedor

Zeltia fue la pionera, ya no sólo en Galicia, sino que supuso el primer caso de éxito de esta actividad en España en la década de los 80 a través de Pharma Mar

La biotecnología, un sector con gran recorrido en Galicia.
La biotecnología, un sector con gran recorrido en Galicia.
La biotecnología gallega tiene un futuro prometedor

Galicia es una de las Comunidades Autónomas con mayor potencial biotecnológico tanto a nivel empresarial como investigador. La constante transferencia de conocimiento a las empresas proviene en su mayoría de la extensa experiencia investigadora de sus tres universidades con sus dos campus de excelencia internacional, así como de su sistema público de salud. 


La investigación académica gallega está acreditada por su posicionamiento en diversos ránkings internacionales  como una de las líderes en producción científica y en la calidad de su investigación. Todo ello dota a la comunidad de un valioso know-how que fue valorizado y  trasladado al mercado en los últimos años con la creación de numerosas spinoffs que comercializan hoy los resultados derivados de la investigación, en todo o mundo. 


Atrás en el tiempo queda la firma gallega Zeltia pionera, no sólo en Galicia, ya que fue el primer caso de éxito de la biotecnología española en plenos años 80 cuando tomó la decisión revolucionaria de dar el salto creando PharmaMar, para apostar por el poder terapéutico del medio marino y extraer fármacos de sus recursos con  un primer resultado satisfactorio el antitumoral Yondelis, el primer medicamento español con origen biotecnológico  y que se comenzó a comercializar en la Unión Europea en 2007. Desde 2011  Galicia se ha convertido en la tercera comunidad autónoma por concentración de empresas usuarias de biotecnología, con un 8,41% del total nacional, situándola entre las primeras comunidades con mayor porcentaje, destacando el  predominio de empresas de agroalimentación y de  salud humana. Se trata de firmas jóvenes, que entrarán así en un potencial de negocio que, solo en Europa, ya supera los dos billones de euros. 


Es el caso de Bialactis Biotech S.L. ubicada en Porto Molle, en Nigrán, dedicada a la producción y comercialización de productos probióticos para el consumo humano. O Qubiotech, Health Intelligence S.L una iniciativa empresarial con un año de actividad dedicada al desarrollo de nuevas herramientas tecno-informáticas para la mejora del diagnóstico y tratamiento médico y que comenzó su actividad a partir de un resultado de investigación del Servicio de Medicina Molecular del Complejo Clínico Universitario de Santiago de Compostela y transferido a empresa a través de un acuerdo de licencia con la Fundación Ramón Domínguez. Celtalga Extract, ubicada en Santiago de Compostela, que se constituyó en febrero de este ejercicio y se dedica a la obtención y comercialización de extractos naturales de algas de Galicia para industria de cosmética, alimentación y complementos nutricionales. 


O AMSlab un laboratorio ubicado en Lugo desde el año 2008, especializado en la realización de ensayos químicos y físicos que proporciona soluciones analíticas en sectores tan diversos como el químico, farmacéutico, agroalimentario, medioambiental, clínico-forense, textil y materiales. Todas ellas, con características común, son micro y pequeñas empresas muy ágiles con menos de 10 empleados altamente cualificado, en un sector  donde se verifica una plena integración de la mujer.