Euro

Ourense toma impulso para liderar la cosmética natural

Euro

economía

Ourense toma impulso para liderar la cosmética natural

Andrea Vázquez, en el laboratorio Iuvenor del que es directora técnica.
photo_cameraAndrea Vázquez, en el laboratorio Iuvenor del que es directora técnica.
Iuvenor fabrica para balnearios y cadenas hoteleras, pero también trabaja en una línea para oncología

La pregunta pudo ser esta: ¿Y ya que estamos en Carballiño, por qué no aprovechamos su riqueza balnearia para hacer cosmética termal? Si no fue literal, se pareció. Esa fue la idea, que la realidad ha modulado, claro. Iuvenor Lab nació en la villa del Arenteiro mirando a sus manantiales en el año 2008. La base sigue siendo la misma pero la empresa ha madurado: ha apostado por la cosmética y dermocosmética de alta gama y sus responsables están atentos a un sector que se mueve a gran velocidad. 

Andrea Vázquez, licenciada en Farmacia, master en producción cosmética y dermofarmacia, ha fusionado sus conocimientos con su innegable espíritu empresarial y el resultado es este: una fábrica en el polígono carballiñés de A Uceira, quince empleados —que duplica en momentos álgidos de producción—, unas instalaciones de 1.200 metros cuadrados. Es la directora técnica de un proyecto ya solvente, con balnearios y grandes cadenas hoteleras entre su nómina de clientes. Si usted se hospeda en un hotel, entre los "amenities" del baño —gel, champú, jabón... — posiblemente esté alguna línea producida en Carballiño.

"Hemos apostado por la cosmética de alta gama con ingredientes diferenciados, hacemos cosmética con agua termal, pero también con miel, con vino, con algas y con otros productos", resume Andrea.

Al sector se han apuntado muchas empresas, no todas tendrán garantizada su continuidad si hacen lo de todos. Iuvenor ha buscado la especialización desde el primer momento: "Trabajamos con ingredientes que requieran mucha tarea de investigación para formular, pero nos permiten esa diferenciación que buscamos", dice su directora técnica.

La idea de crear una marca propia siempre ha rondado la cabeza de los gestores de la empresa, pero al final decidieron fabricar para terceros clientes. En ese paso influyó también en proceso de maduración empresarial. Reconoce Andrea que "hemos tenido que adaptarnos, salir del sector inicial que era la cosmética termal para fabricar para grandes cadenas hoteleras, grandes líneas que distribuyen dermofarmacia, etc." Y añade: "Si te centras en la fabricación es muy difícil centrarse con la misma intensidad en la comercialización, por eso apostamos por ser buenos fabricando, ser competitivos y dar un producto de alta calidad".

Certificaciones

Iuvenor Lab es una empresa certificada en cosmética natural y su apuesta por la innovación y la calidad le ha permitido contar con las certificaciones ISO, un paso imprescindible en un sector tan competitivo. ¿El resultado? "Estamos consolidados como fabricantes para terceros a nivel nacional y en el norte de España somos el laboratorio más fuerte en este sector", dice Andrea Vázquez con un mohín de saitsfacción.

Poseen más de un millar de fórmulas desarrolladas y fabrican para el canal farmacia, droguería y hoteles y balnearios. España y Portugal son sus mercados naturales, pero han colocado ya sus productos en mercados exteriores "cada vez más crecientes" como Colombia o República Dominicana. 

Oncología

Pero una de las actividades con más sensibilidad social es la oncodermatología, la fabricación de una línea de cremas específicas para pacientes con cáncer, que reciben tratamientos de radioterapia y quimioterapia. "Creímos que había una carencia en este tipo de productos y hemos decidido fabricar", dice Andrea. Entre los efectos secundarios, este tipo de pacientes sufre picores, sequedad y otro tipo de complicaciones "que a veces obliga a reducir tratamientos". La elaboración de este tipo de productos está en fase ascendente y viene a sumarse a un catálogo de productos y proyectos que saltarán de la I+D al mercado en poco tiempo.  

Crecer sin renunciar al valor de casa

Una apuesta por la propia casa. Iuvenor Lab mantiene su producción en Carballiño y esa bandera la lucen sus responsables a nada que tengan oportunidad. El futuro pasa por seguir produciendo en A Uceira una línea de productos que tiene también otras derivadas, como tratamientos específicos para la práctica del deporte o el impulso de algunos productos de veterinaria pensada para las mascotas, un sector de actividad con un crecimiento exponencial. "Seleccionar muy bien nuestros proyectos", dice Andrea Vázquez cuando se le pide que hable del futuro, de su estrategia a cinco años. El crecimiento será sostenido y sostenible, dice. De hecho lo ha sido desde que hace once años dio sus primeros pasos. Pensando en los productos endógenos de la zona, apostando por ella.