La Región

Euro

ENTREVISTAº

"Todavía hay gente que cree que la FP es para quien no vale para estudiar"

Beatriz Rodríguez, directora del IES 12 de Octubre de Ourense, señala que la demanda por esta formación "es muy alta"

Beatriz Rodríguez
Beatriz Rodríguez
"Todavía hay gente que cree que la FP es para quien no vale para estudiar"

Beatriz Rodríguez Rego es la directora del IES 12 de Octubre, una referencia en la Formación Profesional. Al contrario de lo que ha pasado durante años, las titulaciones impartidas han ganado prestigio y suponen una puerta abierta al mercado laboral. Eso sí, todavía hay un estigma social que considera los títulos como menores, pero cada vez las empresas lo tienen más claro: la conexión con la formación es crucial y de ello se beneficia la empresa, el centro y el alumno.

¿Qué opina del grado de conocimiento de la FP en Ourense?  

Creo que está cambiando el concepto porque antes la idea que se tenía era que venían aquí los alumnos que no eran capaces de sacar bachillerato o una carrera. Había la creencia de que la FP era el lugar al que venían alumnos que no valían para estudiar. Esa idea está cambiando porque, por ejemplo, que se exija bachillerato para entrar al ciclo superior hace cambiar la idea. Cada vez se tiene más conocimiento y se tiene claro que también hay que estudiar. De hecho en los ciclos hay varias asignaturas teóricas. 

¿Cuesta mucho hacer esa transformación mental de la sociedad?  

Yo creo que sí. Ha costado y sigue costando. Todavía hay quien cree que la FP es para quien no vale para estudiar. 

¿Hay aún una especie de titulitis universitaria?  

Sí que la hay. Incluso muchos padres nos dicen que lo mejor es que sus hijos estudien en la Universidad. Nosotros tenemos un elevado número de alumnos que se fueron a la Universidad y por motivos diversos no concluyeron sus estudios y se vinieron a hacer un ciclo superior. Y alumnos con un título universitario que no consiguen trabajo y que se han venido a hacer un ciclo superior. 

Sin embargo la demanda laboral de la FP es superior a la de los títulos universitarios.  

La demanda es muchísimo más alta, de hecho en algunos ciclos tenemos el cien por cien de ocupación laboral y nos están demandando constantemente alumnos. Hay empresas que nos piden ciclos de mecanizado o de estética y no tenemos porque todos están trabajando. En dos o tres ciclos tenemos el cien por cien de colocación. En el de electricidad hay un porcentaje más bajo, pero aún así en torno al 80 por ciento. Está claro que no solo depende de la titulación, sino de la actitud de la persona. Hay gente que le llaman para trabajar que pone tantas excusas que no se emplea, pero eso no depende de la titulación, depende de la actitud de las personas para trabajar. 

¿Hay excusas para no trabajar?  

Sí, hay excusas. Es la sociedad que tenemos. Yo recuerdo hace tres años a un alumno de ciclo superior que tenía una oferta de empleo de 800 euros al mes, en unas condiciones normales que se mejorarían al pasar unos meses, que cobraría horas extras, y me dijo que él por ese dinero no se levantaba de la cama, que con el paro y las ayudas sociales iba viviendo. Esas cosas siempre pasan, pero bueno, son la excepción, no son la norma. Por eso digo que la actitud es importante. 

¿Cuál es el grado de relación y colaboración del centro con las empresas?  

Muy bueno porque llevamos muchos años en los que cada departamento tiene relación con las empresas del sector. De hecho aún el otro día nos llegó una empresa de electricidad solicitando alumnos para trabajar, una empresa que no se había relacionado antes con nosotros. Tenemos muchas empresas que nos demandan alumnado en todos los sectores de las familias profesionales en las que formamos aquí. 

¿Han tenido que aprender las empresas ese camino o ha sido la formación la que ha tenido que ir a las empresas? 

En principio la formación fue a las empresas porque muchas no sabían que esto existía, que los alumnos tenían una obligación de hacer un módulo de formación en centros de trabajo de una duración aproximada de unos dos meses y medio y sin remuneración. Muchas empresas esto lo desconocían y por eso primero hubo un acercamiento del centro educativo hacia las empresas y ahora son las empresas las que ya demandan, porque además en esas prácticas ven como funciona el alumno y ya se quedan a trabajar. 

¿No es un poco frustrante que haya que decirle a las empresas lo obvio?  

Bueno, ya sabes que a veces las empresas privadas y la formación no van por el mismo camino y como también la norma va cambiando es posible que se produzca algún desconocimiento. 

¿Qué opina cuando oye que las necesidades de las empresas y la formación no siempre coinciden?  

Pues que me da cierta pena porque hay mucha gente con una necesidad de trabajar y formarlos en aquello que demanda empleo sería lo adecuado. Me da pena que no haya ciclos o más plazas en aquellos en los que se demanda más empleo. Aquí urge implantar matricería e inyección de plásticos porque hay muchas empresas que se dedican a eso y que no tienen personal formado. 

¿Está lejos de conseguirse esa titulación?  

Depende de la Consellería de Educación. Son los que tienen que dar la autorización para que se implante teniendo en cuenta las demandas de la empresa. 

¿Debería estar más implantada en Ourense la FP Dual? 

Sí, pero también eso depende de la relación con las empresas porque tienen que asumir una formación práctica durante varios meses al año, con prácticas remuneradas. Entonces, depende de las necesidades y disponibilidades de las empresas. Para nosotros es una actividad modular más porque la parte teórica se daría en un centro  y son los mismos módulos que la actividad ordinaria, lo que pasa es que muchos meses corren a cargo de la empresa. 

¿En algún momento habrá más presión para entrar en FP que en la Universidad?  

Creo que sí porque la oferta educativa a nivel profesional es muy elevada en toda Galicia en cuanto a especialidades. Cada vez las empresas demandan personal más cualificado en algo concreto. A nivel europeo la FP está mejor valorada que aquí y espero que esa tendencia vaya cambiando aunque poco a poco.